Los riesgos de la lipoescultura que debes conocer: ¿Puede ser mortal?

Loretta Chantiri

Seguramente has escuchado hablar de la lipoescultura, también conocida como liposucción o lipoaspiración, pues es posiblemente uno de los procedimientos quirúrgicos y estéticos más solicitados hace ya algunos años y que si bien ha ayudado a muchas personas a sentirse mejor con su apariencia, no deja de ser una cirugía, por lo que puede significar una serie de riesgos para quien se somete a ella, riesgos que resultan importantes de conocer.

Los cánones de belleza inculcados en la sociedad han llevado a cientos de mujeres y hombres a someterse a distintos procedimientos quirúrgicos con tal de lucir acorde a lo socialmente establecido como estético o hermoso.

Algo que sin duda ha generado gran controversia pues existe una opinión muy dividida en torno a los procesos como la lipoescultura, pues para algunos, el sentirse bien con uno mismo, con su imagen y demás, puede traer grande beneficios en cuestiones de autoestima y felicidad.

Aunque para otros,  la idea de no aceptarse físicamente como uno es puede representar un problema muy grave ya que puede acarrear otro tipo de consecuencias, como lo es la obsesión con los procedimientos estéticos y/o quirúrgicos.

Además de que se considera que existen otras formas de tratar (por ejemplo en el caso de la lipoescultura) la grasa localizada como lo es el ejercicio y la dieta, antes de someterse la riesgos que implica la cirugía que, combinados con el apremio por cambiar aquellos aspectos considerados como antiestéticos y con la desinformación, puede resultar un procedimiento de sumo peligro.

¿Qué es una lipoescultura?

La lipoescultura es un procedimiento útil para modelar el cuerpo, no para bajar de peso debido a que durante el procedimiento hay grandes pérdidas de sangre: “La idea de la lipo es sacar los depósitos de grasa que el paciente no elimina con una dieta tradicional, pero deben ser pocos kilos”, dijo el cirujano plástico Cristian Leonhardt, miembro titular de SACPER, SCPBA, ISAPS a Infobae Argentina.

“Se puede realizar la cirugía en forma endovenosa o con anestesia general, colocando una cánula de 3 o 4 milímetros de diámetro con agujeros en la punta que sirve para retirar la grasa. Previamente se coloca solución anestésica fisiológica (suero) muy diluida en toda la zona. Se lo aplica para rellenar justamente esa zona con agua y luego retirar la grasa más fácil”, comentó.

¿Cuáles son los riesgos de la lipoescultura?

Como todo proceso que incluye un incisión y el uso del bisturí, la lipoescultura es una cirugía que puede representar una serie de riegos bastante importantes si no se es realizada de manera adecuada, en el lugar adecuado, con el equipo correcto y con un verdadero especialista.

“En el post-operatorio pueden aparecer moretones o hematomas o mismo que se inflame mucho una zona y retenga líquido, que es la complicación más frecuente. Pero el gran problema es que muchos médicos cirujanos que no hacen estética comenzaron a realizar esta cirugía porque es comercial y ha traído grandes problemas”, señaló el cirujano Leonhardt.

Otro riesgo o complicación que puede surgir es la extensión del procedimiento, es decir, que este dure más de lo habitual que suelen ser dos horas aproximadamente.

“Si se prolonga demasiado la cirugía puede generar una descompensación por la pérdida de sangre. Si el paciente no está en buenas condiciones físicas, porque bajó de peso irregularmente, también puede haber algún tipo de riesgo. Y otro dato que no se respeta siempre es que al ser una única cirugía -en general- no debería ser hecha en un consultorio a menos de que esté equipado como un centro quirúrgico”, informa el doctor Máximo Ravenna (MN 4110).

Por su parte, la American Society Of Plastic Surgeons, incluyen los siguiente posibles riesgos de la lipoescultura:

  • Figura desigual
  • Piel ondulada o flácida
  • Daño a la piel o nervios
  • Pigmentación irregular
  • Infección
  • Coágulos de grasa
  • Coágulos de sangre
  • Pérdida excesiva o acumulación de líquidos
  • Cicatrización desfavorable
  • Quemaduras termales o lesiones de calor provocadas por la ecografía cuando se utiliza la técnica de lipoplastía asistida por ecografía
  • Complicaciones de la anestesia
  • Sangrado (hematomas)
  • Cambios en la sensibilidad de la piel
  • Decoloración o hinchazón de la piel
  • Asimetría
  • Dolor, que puede persistir
  • Daños a estructuras internas tales como nervios, vasos sanguíneos, músculos, pulmones y órganos abdominales
  • Mala curación de las heridas
  • Hinchazón persistente de las piernas
  • Trombosis venosa profunda, complicaciones cardíacas y pulmonares
  • Posibilidad de cirugía de revisión

(Foto: Freepik)

¿Puede ser una cirugía mortal?

Como toda cirugía, la lipoescultura tiene sus riesgos, pero más allá de ser un procedimiento mortal, más bien se trata de buscar a médicos adecuados con instalaciones realmente adeptas para llevarla a cabo.

Muchas veces la misma premura de querer lucir mejor ha llevado a distintos pacientes a buscar clínicas que suelen cobrar muy barato y con esperanzas que, de primera impresión, no deberían generar confianza en quienes buscan someterse al proceso.

De las primeras recomendaciones es buscar el profesional idóneo, que esté adecuadamente formado y certificado.

Por otra parte, si se encontró al especialista indicado, él o ella debe comentar cualquier tipo de riesgo que pueda existir según el caso de cada persona, así como algunas recomendaciones muy específicas antes de llevar a cabo la lipoescultura.

“Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el paciente tenga realmente indicaciones, es decir que haya grasa o adiposidad localizada para poder removerla. Hay que evaluarlos, ver cuáles son los objetivos que tienen, y como cirujanos estamos en la obligación de decirles si lo que espera se lo podemos ofrecer o no, porque con las falsas expectativas es donde surgen las complicaciones”, explicó el el cirujano plástico Juan Manuel di Diego, director médico de CRENYF.

Por otra parte, para no cometer errores en cuestiones de salud, hay una serie de indicaciones previas con las que cada paciente debe cumplir. Tener un laboratorio adecuado, una determinada cantidad de glóbulos rojos o de componentes de la sangre. Por eso es muy importante en distintos casos que, a quien se le vaya realizar la lipoescultura o cualquier otra cirugía, se le solicite chequearse con un cardiólogo y un médico clínico.

Por otra parte, los pacientes no deben tener trastornos alimenticios, trastornos dismórficos o una mala interpretación de su imagen corporal, algo que solo el especialista podrá determinar.

De acuerdo con di Diego: “Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el paciente tenga realmente indicaciones, es decir que haya grasa o adiposidad localizada para poder removerla. Hay que evaluarlos, ver cuáles son los objetivos que tienen, y como cirujanos estamos en la obligación de decirles si lo que espera se lo podemos ofrecer o no, porque con las falsas expectativas es donde surgen las complicaciones”.

Por su parte la especialista en cirugía plástica y reparadora María Carolina Schneider (MN 122678) menciona lo siguiente: “Las lipoesculturas están indicadas en pacientes que se encuentren dentro de su peso o con algunos kilos de más, no en pacientes con obesidad. No es una cirugía que adelgaza sino que modela, por lo tanto que es muy importante que el paciente se encuentre en su peso para poder lograr este objetivo”.

En cuanto a la recuperación de la lipoescultura, esta suele ser muy rápida. En general, los pacientes obtienen el alta el mismo día. Luego, el tratamiento se completa con faja, masajes y terapias similares.

Como veras, al ser una cirugía, es sin duda un procedimiento de que implica riesgos, no obstante, si se está en las condiciones físicas y de salud idóneas para someterse a la lipoescultura y es deseo de esa persona llevar a cabo el proceso para mejorar su apariencia física, no se debe temer respecto al tema.

Lo que sí, es que nunca caiga en publicidades baratas o promociones sorprendentemente económicas, pues como ya se menciono, es un proceso médico serio que requiere de equipo de primera calidad y de verdaderos expertos para que se pueda llevar a cabo.

¿Has pensando realizarte una lipoescultura?

En Viviendo en Casa proporcionamos información de salud con fines de divulgación que de ninguna manera sustituye valoraciones médicas o consultas de cualquier profesional de la salud.

***

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas