Marihuana podría ser la clave para un matrimonio feliz y duradero

Loretta Chantiri

Las parejas que fuman marihuana juntas permanecen juntas, menciona un reciente estudio por lo que esta planta medicinal podría ser la clave para las parejas que buscan un matrimonio feliz, duradero y en general estable.

La marihuana no deja ser tema de controversia, pues esta planta medicinal llena de grandes beneficios para la salud física, también posee características para el cuidado de la salud mental. No obstante las variaciones de sus efectos son bastantes. De ahí que desde hace años y hasta hoy en día sea toda una rama de estudio.

Por ejemplo, datos indican que el alcohol y la marihuana pueden aumentar las tendencias agresivas, sin embargo, el estudio antes mencionado encontró que el consumo de cannabis tenía el efecto contrario cuando se trataba de conflictos matrimoniales.

El Dr. Jordan Tishler quien no participó en el estudio pero ha trabajado como especialista en cannabis durante más de 20 años comentó al sitio Fatherly: “Habría predicho exactamente lo que encontró el estudio en sus trazos más amplios”. Yo diría que el cannabis reduciría la incidencia de violencia de pareja”.

Investigaciones anteriores sobre el vínculo entre el cannabis y la violencia se han centrado de manera desproporcionada en personas con antecedentes psiquiátricos y criminales violentos.

Un estudio de 2008 que analizó a 269 hombres controlados por el uso y abuso de alcohol, así como los síntomas del trastorno de personalidad antisocial, encontró una correlación positiva. Sin embargo, los sujetos reclutados para el estudio ya tenían antecedentes de arresto por violencia doméstica.

Otro estudio encontró que el consumo continuo de cannabis causaba un comportamiento más violento que el alcohol o la cocaína, pero solo en personas con antecedentes de hospitalizaciones psiquiátricas pasadas.

Por lo que resulta complicado determinar quienes podrían ser candidatos al consumo de marihuana ya que como mencionamos previamente, la reacción ante la sustancia activa puede ser bastante inconstante entre las personas. Hay muchos factores en juego.

Sin embargo, un estudio publicado en la US National Library of Medicine investigó cómo el cannabis puede impactar a personas que no son violentas o no tienen algún problema psicoemocional; específicamente parejas.

Durante la investigación se les pidió a 634 parejas casadas que completaran regularmente encuestas por correo sobre una variedad de problemas maritales, incluido el consumo de alcohol, el consumo de marihuana y los actos de agresión física hacia sus parejas, durante sus primeros nueve años de matrimonio. Los resultados sugirieron que el consumo frecuente de cannabis predijo menos violencia de pareja.

Benjamin Krasne, médico y anestesiólogo, que no participó en el estudio dijo que esto puede deberse al hecho de que, “los consumidores crónicos de marihuana muestran una reacción emocional embotada a los estímulos de amenaza, lo que también puede disminuir la probabilidad de comportamiento agresivo”.

“Parece probable que las parejas que consumen cannabis juntos tengan menos probabilidades de perpetrar violencia de pareja debido a la reducción del estrés y la ansiedad provocados por el uso crónico de esta droga”, mencionó Krasne.

Por su parte, el Dr. Jordan Tishler sostiene que el consumo de cannabis no tiene por qué ser crónico para calmar la ansiedad: una fumada ocasional funcionará bien. La marihuana tiene la reputación de provocar paranoia y ansiedad, algo que puede hacer que esas reacciones dependen de la dosis.

Las dosis más bajas de THC recetadas por un médico pueden tener el efecto opuesto sobre los receptores de cannabinoides, calmándolos en lugar de acelerarlos. Esto puede potencialmente detener el ciclo de retroalimentación que hace que la ansiedad se salga de control y, en ocasiones, se transforme en ira, explicó el doctor.

Claro que independientemente de que las parejas padezcan agresiones y conflictos crónicos o no, no deben esperar que la marihuana sea una solución rápida.

De igual forma es muy importante señalar que los hallazgos se basaron en datos “autoinformados”, es decir proporcionados por los participantes, sobre el uso de drogas y los actos de agresión, dos áreas sobre las que la gente tiende a ser menos comunicativa o sincera. Así que el estudio no está exento de debilidades.

Para el Dr. Tishler no es tan simple decir que el consumo crónico de marihuana puede ayudar a las parejas a escapar de sus problemas. Aunque es verdad que ha visto que dosis bajas de cannabis ayudan a mejorar el sexo, la intimidad y los lazos generales para una variedad de parejas, independientemente de por qué se recetó originalmente.

“Es posible que estemos reduciendo la ansiedad y una mayor intimidad, que no son lo mismo, pero no es sorprendente que el cannabis ayude a mejorar los matrimonios”, comenta.

Finalmente y a manera de conclusión, podríamos mencionar que para las parejas casadas sin antecedentes violentos o agresivos, parece que un poco de hierba podría ayudarlos a permanecer de la misma forma.

Por su parte el Doctor Benjamin Krasne menciona que “es más probable que los niños prosperen en relaciones saludables libres de violencia y conflictos, donde pueden emular relaciones saludables en su futuro.

Si un medicamento puede ayudar a lograr ese objetivo, no creo que deba ser evitado por prejuicios sociales”.

¿O tú que opinas? ¿Estarías a favor del consumo moderado de marihuana con el fin de perdurar una sana convivencia en los matrimonio y parejas en general?

***

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas