¿Odias dormir con calcetines? Esto dice mucho sobre tu salud

Alejandra Chavarria

Cuando se trata de dormir en gustos se rompen géneros, principalmente porque hay gente que lo hace rodeada de almohadas o sin rastro de ellas, otros prefieren cobijarse demasiado mientras que algunos más optan por estar frescos con un par de sábanas; pero si en algo no es posible ponerse de acuerdo es en si es bueno o malo dormir con calcetines. 

Mientras que las personas que duermen con calcetines se sienten abrigadas en medio de la noche, hay dormilones a los que les resulta muy desagradable ponerse este tipo de prenda para irse a la cama, incluso les parece repulsivo. Pero detrás de estas ideas también se esconden razones científicas que tienen que ver con tu organismo.

Si eres de los que odia dormir con calcetines, esto se debe a que cuentas con una mejor regulación y generación de calor, por lo que no necesitas de ningún factor externo para mantenerte a una temperatura adecuada mientras duermes. Además, cuando eliges no usar esta prenda también permites que haya una mejor circulación sanguínea y los poros de la zona respiran de forma óptima, además de que distensionas los músculos de los pies.

Foto: Pexels

Ahora bien, algunos expertos en la salud del sueño destacan que el que prescindas de calcetas para dormir puede estar relacionado con que tiene un metabolismo más acelerado que otros, además de que el grosor de tu piel es más vasto e incluso puedes tener una mejor circulación sanguíneo en comparación con las personas friolentas.

En gustos se rompen géneros, también al dormir con los calcetines puestos

“Calentar los pies dilata los vasos sanguíneos de los mismos, lo que indica al cerebro que es hora de acostarse. Ponerte calcetines puede ser una buena idea si tienes problemas para dormir”, explica la Fundación Nacional del sueño en Estados Unidos ye explican que la vasodilatación en las extremidades ayuda a que el calor se redestribuya en todo el cuerpo y lo prepara para la hora de dormir. 

En 2007 la Fundación dio a conocer que la temperatura corporal de una persona disminuye durante la noche, por lo que alcanza su temperatura más baja alrededor de las 4:00 de la mañana; el ideal de la temperatura del cuerpo para dormir es un promedio de 37 º C  mismos que pueden variar en el transcurso de las horas de sueño.

Foto: Unsplash

De acuerdo con un artículo publicado en la BBC, la preferencia de las personas por dormir con calcetines o no depende en gran medida de la capacidad de cada individuo para regular su temperatura corporal, así como de la sensibilidad que experimentan con respecto a las temperaturas frías.

Al final del camino, todo parece indicar que se trata más de una condición del cuerpo la que hace que las personas prefieran dormir con algunas prendas extra y otros opten por deshacerse de aquello que les estorbe o les impida sentir la libertad al rozar la piel con las sábanas o las cobijas.

***

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas