Estos son los daños que el COVID-19 causa a los riñones

Loretta Chantiri

No cabe duda que el COVID-19 es una de las enfermedades más terribles que ha azotado a la humanidad puesto que muchos de sus efectos continúan siendo un misterio y sus daños pueden ser realmente variables ya que no solo afecta a los pulmones, sino que también puede dañar gravemente los riñones, por ejemplo.

Lo más alarmante es que no daña únicamente a personas con problemas renales previos a la infección por COVID, sino que puede afectar a pacientes sanos, que se ejercitan, comen bien y se hidratan constantemente, quienes terminan requiriendo terapias sustitutivas como diálisis y hemodiálisis.

Así lo asegura Barbara Ulibarri Gómez Tagle, especialista del IMSS, coordinadora del Segundo Nivel de Atención, quien ha registrado varios casos en los que personas con buena salud experimentan estos daños.

La especialista explicó a través de una entrevista con el periódico Milenio que se ha visto que los pacientes no tenían ninguna afección en los riñones hasta que les dio COVID-19 y que dicha situación se ha replicado en varios casos.

“Hablamos de personas sanas que hacen ejercicio, que comen bien, que se hidratan. Si desarrollan COVID y se complica pueden desarrollar también la insuficiencia renal”, dijo la coordinadora del IMSS.

Para ejemplificar, Barbara Ulibarri Gómez Tagle explicó que, si una persona presenta diarrea como síntoma y no toma agua, puede desarrollar fácilmente la insuficiencia renal aguda. La buena noticia es que puede ser reversible.

“Si se restablecen los fluidos, la hidratación, el volumen sanguíneo, y se controlan todos los síntomas, el riñón, que es un órgano maravilloso, restablece también su flujo sanguíneo y regresa a la normalidad”, precisó.

En términos médicos, la especialista comentó que el daño a los riñones se da porque el virus tiene predilección por la enzima convertidora de angiotensina que modula la activación del sistema nervioso central.

Por su parte, la doctora Elvia Olivera Martínez, directora de la Unidad de Medicina Familiar No. 32 del IMSS en Baja California, aconsejó mantener hábitos saludables para evitar lo más posible la insuficiencia renal.

Algunos ejemplo serían:

  • Mantener una alimentación baja en sodio o al menos baja en niveles de sal a la hora de cocina y comer.
  • Reducir el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Practicar actividad física.
  • Beber agua suficiente.
  • Evitar el uso continuo de medicamentos sin receta de un médico.

En Viviendo en Casa proporcionamos información de salud con fines de divulgación que de ninguna manera sustituye valoraciones médicas o consultas de cualquier profesional de la salud.

***

Para conocer más notas sobre COVID-19 no olvides darle like a nuestra página de Facebook.

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas