“Si a ella la engañaron, ¿qué me espera?”: Deja de asumir la responsabilidad de tu novio infiel

Alejandra Chavarria

Hace unas horas el internet estalló cuando la influencer Priscy Escoto dio a conocer que terminó su relación con Jorge David, su pareja de varios años. Esto generó una revolución en redes sociales que llamó mucho la atención pues abrió un debate: “Si a ella la engañaron, ¿qué me espera?”. 

“Quiero que se enteren por mí antes que nadie y principalmente porque lo involucré mucho en mi Instagram, decidí terminar mi relación con Jorge David”, compartió la creadora de contenido en sus redes sociales, dejando en claro que esa relación tóxica ya no tenía rumbo.

Es momento de dejar de asumir la responsabilidad de tu novio infiel, ahora te expondremos las razones por las que pensar que eres la persona que debe entregarlo todo con tal de que la otra persona no te engañe, estás en lo incorrecto. Lo primero es valorarte a ti misma.

Así como en su momento pasó con Shakira y Gerard Piqué e incluso cuando comenzaron a surgir rumores relacionados con la supuesta infidelidad que cometió A$AP Rocky a su pareja y madre de su hijo, Rihanna; hay que detener el discurso violento en contra de las mujeres.

La razón es muy simple; al expresar esta frase te restas valor como mujer; decir “si a ella le hicieron eso” solo justifica la irresponsabilidad afectiva y emocional que la otra persona tiene contigo al estar en una relación. No es válido minimizarte como persona y mucho menos como mujer.

Nunca más, deja de asumir la responsabilidad de tu novio infiel

Cuando asumes la responsabilidad de la relación de una forma tan radical le restas importancia al hecho de que es el hombre el que tomó la decisión de romper un pacto. Él es la persona que te engañó y que además de jurarte amor eterno, se mofó de esas emociones que ambos tenían.

Hacer este comentario entre amigas, familia o compañeras de trabajo solo hace que se siga perpetuando la eterna sensación de que todas las mujeres son merecedoras de un engaño cuando en realidad la clave de una relación es el respeto no solo al cariño o la integridad, también a los acuerdo.

Cuando toleras una infidelidad aún siendo una mujer empoderada, trabajadora, luchona, empática, solidaria, etc. das a entender que cualquiera puede burlarse de tu valor; cuando en realidad lo primero que debes hacer es darte esa valía a ti misma sin repertir un discurso obsoleto.

¿Por qué no debes decir “Si a ella la engañaron, ¿qué me espera”?

Lo principal es que esta expresión puede acabar con tu autoestima y te sentirás en una eterna comparación con aquella persona que pese a sus logros, cualidades, habilidades y talentos fue engañada. Este proceso de sanación debe ser integral y poco a poco tienes qué analizar tus acciones, así como la forma en la que te refieres a ti misma con respecto a las relaciones sentimentales.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

 

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas