¿Por qué nunca debes apagar las velas soplando? Es un grave error

Belem Capetillo
por que nunca apagar velas soplando

La costumbre de apagar de un soplido las velas del pastel de cumpleaños podría cuestionarse seriamente a partir de este momento. En términos de espiritualidad, te contamos por qué nunca debes apagar las velas soplando.

Las velas son mucho más que una mecha y cera, son fuente de iluminación en sentido literal, pero también metafórico. Representan la vida y la energía, por eso acompañan los momentos importantes: las plegarias, las celebraciones y los ratos de oscuridad.

Además, hay que decir que los colores de las velas tienen significados muy particulares y usarlas estratégicamente sirve para atraer eso que tanto queremos. Pedir al cielo ese gran amor no es lo mismo solo orando que orando y con una vela roja prendida.

por qué no debes apagar velas soplido

Aplica para todo tipo de velas y ocasiones | Foto: Pexels

¿Por qué nunca debes apagar las velas soplando?

Apagar las velas del pastel de cumpleaños de un soplido se debe a la creencia de que el humo que se desprende de la vela al apagarse eleva el deseo del cumpleañero al cielo. Aunque esto puede tener mucho de cierto, hay otras formas de apagar el fuego y enviar ese humo mágico directo a tus guías espirituales.

La cera representa la conexión con la tierra y la llama la conexión con el ser superior, de modo que soplar para apagar la vela sería el equivalente a interrumpir esa comunicación. Las energías que están fluyendo de un lado a otro se ven abruptamente suspendidas.

como apagar velas

Para que tus deseos se cumplan, no soples las velas | Foto: Freepik

Pasa lo mismo con los rituales para pedir por la salud o la prosperidad, la vela nos ayuda a hacer llegar el mensaje hasta los maestros divinos, sin embargo, soplar es echar al viento todo lo que estaba a punto de ser enviado a los encargados de darnos lo que tanto queremos.

Lo ideal es dejar que la vela se consuma completamente en un lugar seguro o apagar la llama con los dedos húmedos o directamente con un apagador. Y, si prendes tu vela con un cerillo, ya que está intencionado para un propósito especial, tampoco debes apagarlo de un soplido. 

Conecta con tu espiritualidad y los seres divinos, soplar las velas podría cortar esta conexión.

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas