¿Por qué el relleno de las galletas sólo se pega a un lado? La ciencia lo explica

Pamela Rodríguez Ordaz
el relleno de las galletas se pega a un solo lado

Las galletas tipo sándwich son un clásico que todos amamos, hay de muchos estilos, sabores y formas, y todos tenemos un favorito y una manera especial de disfrutarlas, sin embargo, existe una duda que todos compartimos y es: ¿Por qué el relleno de las galletas sólo se pega a un lado? Pues hoy, por fin, lo resolveremos.

Esta duda es más común de lo que crees, es por eso que un grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) sometió a las famosas Oreo a pruebas de reología (rama de la física que estudia el flujo de la materia entre líquidos y sólidos) para ver si podían encontrar el ‘giro perfecto’ para que el relleno se distribuyera de forma equitativa entre ambos lados de la galleta.

“Existe el fascinante problema de tratar de lograr que la crema se distribuya uniformemente entre las dos obleas, lo que resulta ser realmente difícil”, dice Max Fan, estudiante del Departamento de Ingeniería Mecánica del MIT.

Sin embargo, llegaron a la conclusión de que no existe la forma ideal para separar estas galletas y que la crema quedara de forma equitativa en ambos lados, no importa el sabor, la cantidad de crema o la temperatura.

el relleno de las galletas se pega a un solo lado

Al separar las galletas solo una de las partes se queda pegada al relleno | Fuente: Pixabay

¿Por qué el relleno de las galletas sólo se pega a un lado? La ciencia lo explica

Los investigadores creen que este fenómeno se debe al proceso de elaboración de las galletas, pues se le pone crema a uno de los lados y luego se pega la otra parte encima. 

“Esa pequeña demora puede hacer que la crema se adhiera mejor a la primera”, dijo la autora principal de la investigación, Crystal Owens

“Aprendimos, tristemente, que incluso si se tuerce perfectamente una Oreo, la crema casi siempre acabará mayoritariamente en una de las dos galletas, con una delaminación de la crema, y no hay forma fácil de conseguir que se reparta entre las galletas”, dijo Owens.

Encontraron el momento perfecto para separar las galletas y tener el nivel de crema más equitativo en ambos lados cuando se separa con un movimiento giratorio lento de un empaque recién abierto.

El Oreómetro está formado por dos pinzas y cada una sostiene uno de los lados de la galleta con un soporte de goma que asegura las dos pinzas, para usarlo hay que poner cinco monedas en un lado de las pinzas para que la galleta se separe de forma segura, sin dejar restos de crema.

 ***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas