Oración del Justo Juez para casos difíciles: Cómo pedir su protección paso a paso

Belem Capetillo
oracion del justo juez

Si estás pasando por un momento complicado, esto es para ti. Aunque parezca que no y exceptuando la muerte, todos los problemas tienen solución, pero por supuesto que a veces se necesita ayuda divina. Te compartimos la oración del Justo Juez para casos difíciles y cómo pedir su protección paso a paso con un poderoso ritual.

La creencia en un “algo” o “alguien” superior es una necesidad inherente al ser humano y, aunque cada quien es libre de ponerle el nombre que quiera, esta vez te contaremos cómo conectar con el Padre Celestial y poner tus preocupaciones en sus manos.

Hay que decir que no hay una sola forma de contactar con tu guía espiritual, sin embargo, la oración del justo juez es una poderosa ceremonia para hacerlo cuando una situación está fuera de control. Solo debes seguir este paso a paso con mucha fe.

oracion para casos dificiles

Es hora de orar y hacerlo con confianza | Foto: Pexels

Cómo pedir ayuda con la oración del Justo Juez para casos difíciles

Cuando llega un accidente grave, un diagnóstico fatal o una pérdida se siente abrumadora, hay que acudir a las fuerzas superiores en busca de protección y ayuda. Si así lo sientes, respira profundo y acércate al poder divino.

Empieza por visualizar a Dios, al Justo Juez, como un Dios salvador y sanador que está atento a tus plegarias.

Ahora, con una actitud de agradecimiento y con mucha claridad respecto de tu petición, frente a una imagen si así lo quieres, empieza a orar:

como hacer oracion del justo juez

Puedes repetirla cada noche | Foto: Pexels

Oración del Justo Juez

“Padre amado, escucha esta plegaria,
ayúdame ya que tengo mucho miedo
Por las adversidades y penas que estoy pasando,

Tanto que mi cuerpo se inmoviliza,
la angustia no me deja pensar con claridad,
Pues veo todo el panorama muy oscuro.

Señor, despeja mis dudas, echa fuera el temor,
transforma mis días oscuros, haz brillar el sol
confío en ti, Divino Justo Juez,
pues sé que atenderás mi complicada situación

Tú eres mi esperanza.
Encomiendo mi difícil caso
en tus sagradas manos para que me defiendas
me someto a tus designios
porque seguro que tu voluntad siempre nos favorece,
declaro con mi boca que Eres mi Salvador y redentor.

Oh, Divino Justo Juez, tú, el que renueva mis fuerzas,
El que le da color a mis días nublados,
El que transforma mi tristeza en alegrías, mi llanto en gozo,
Dándole paz y sosiego a mi alma atribulada

Visualiza la situación que te preocupa

Socórreme y permíteme salir airoso de esta terrible situación (visualiza o describe la situación)
Que me angustia y atormenta cada vez,
Sin ti, no sé qué sería de mí.

Mi Justo Juez, extiende tu mano salvadora y levántame
Cada vez que tropiece y mis piernas flaqueen,

No me dejes caer en las trampas de mi adversario
Ten misericordia de mí y perdona cada uno de mis pecados
Arrepentido estoy por fallarle a un Dios tan piadoso

Líbrame de temores y rencores
Que tanto daño nos causan
Bienaventurado los que en ti confiamos
Porque eres poderoso, amoroso, justo y bondadoso.

Tu misericordia no tiene fin,
Yo te alabar´ con toda mi alma,
Glorificaré tu nombre durante toda mi vida
y testificaré de tu salvación.
Infinitas gracias Justo Juez, mi Señor y protector
Te necesito, toma las riendas de mi vida,
Contigo todo es posible.

Señor escucha mi suplica, no me desampares

Amén”.

Finalmente, confía en que tu problema será resuelto, en que te sentirás mejor y experimentarás su bondad en tiempo récord. Una vez más, debes pedir y dar las gracias por el favor concedido.

Haz un pequeño ritual encendiendo una vela blanca y pidiendo con fe y confianza.

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas