No es adicción, fingir que eres feliz en el trabajo podría llevarte a beber más

Alejandra Chavarria

Justo al inicio de la pandemia se pudo observar un fenómeno muy peculiar: de pronto todo el mundo no solo comenzó a comprar papel higiénico, jabón y gel antibacterial; también una cantidad industrial de vino, cervezas y otras. Esto quizá tenga una explicación, y es que según un estudio, fingir que eres feliz en el trabajo podría llevarte a beber más.

Aunque parece una broma, la realidad es que muchas personas comenzaron a tomar más alcohol cuando comenzó la pandemia, parte porque buscaban una forma de pasar el tiempo en el encierro y quizá en buena medida porque comenzaron a sentirse un tanto insatisfechos con la dinámica laboral del momento.

Este fenómeno de beber más debido al trabajo ya se había observado antes en las personas que trabajan en áreas de atención al cliente o en donde tienen la obligación de mostrarse felices por más tiempo, por lo que esta mentira constante los lleva a tomar más.

No es broma, mentir podría llevarte a tomar más alcohol | Fuente @Unsplash

Fueron los investigadores de la Universidad de Buffalo y los investigadores del Pen State quienes elaboraron esta investigación en la que concluyeron que las personas que fingen por más tiempo “estar bien” durante su jornada laboral toman más alcohol que el resto.

Esta es la razón por la que toman más alcohol las personas menos felices en su empleo

 “Fingir y suprimir las emociones con los clientes está relacionado con beber más allá del estrés del trabajo o sentirse de una manera negativa”, explicó la psicóloga Alicia Grandey con respecto a esa sensación que experimentan quienes deben fingir en su trabajo. 

La razón sobre este consumo desmedido, como explican en la publicación especializada del Journal of Occupational Health Psychology, en gran medida se debe a que pueden controlar sus emociones negativas, pero no el deseo de consumir bebidas alcohólicas.

¿Eres feliz en el trabajo? Pero… ¿a qué costo? | Fuente @Unsplash

Sonreír como parte del trabajo parece algo positivo, pero hacerlo todo el día puede será agotador. En estos trabajos, a menudo también hay dinero vinculado a mostrar emociones positivas y contener sentimientos negativos. El dinero te da una motivación para anular tus tendencias naturales, pero hacerlo todo el día puede ser muy difícil”, indicó la experta.

Así que ya lo sabes, la próxima vez que tu compañero del trabajo te diga que “le urge un mojito” o que no puede esperar a que termine la jornada para abrir la botella de vino… ¡cuidado! Podría estar atravesando un momento muy miserable en su vida laboral. Y no es broma.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas