¿Murió alguien ahí? Cómo investigar la historia de tu casa

Alejandra Chavarria

Las casas antiguas pueden ser hermosas, elegantes y muy amplias, por eso son tan codiciadas entre los compradores. Si tienes una casa de este tipo, es muy probable que en algún momento te hayas preguntado quiénes han habitado ese mismo espacio y cuáles son sus historias. Por eso, ahora te diremos cómo investigar la historia de tu casa.

Investigar la historia de tu nuevo hogar no solo es un viaje al pasado, sino que también puede informarte sobre cómo está construida y darte algunas pistas sobre cómo darle mantenimiento. Para descubrir la historia de un inmueble puedes recurrir a alguno de estos métodos.

Es momento de poner manos a la obra e investigar la historia de tu casa para no pasar malos momentos. ¿Te parece rato el precio tan bajo o crees que hay algo extraño en una habitación? Cuidado.

El historial de una casa es muy importante | Fuente: Pexels

Paso a paso para investigar la historia de tu casa

  • Examinar la construcción de la casa

Evalúa los materiales que fueron usados para la construcción del inmueble para tener una idea en cuanto a la época en la que se construyó la casa y la cantidad de tiempo que pasó desde la última vez que se realizó algún cambio o mantenimiento.
Para darte una idea de la época a la que pertenece tu casa, puedes revisar algunos libros de arquitectura. Aunque la casa se haya sometido a renovaciones y añadiduras a lo largo de muchas décadas, por lo general podrás determinar el estilo base de la casa.

Con esto podrás obtener una idea general en cuanto a la época en la que se construyó. Puedes prestar atención a los estilos de diseño que tiene tu casa y compararlos con los que se ponen de moda y dejan de estarlo a lo largo de los años. Estos detalles te permitirán obtener información sobre la historia de la casa.

Incluso puedes raspar las capas de pintura, solo procura elegir un lugar discreto para no dañar la vista. Es posible que las paredes de una casa antigua tengan 10 o más capas de pintura. También puedes hablar directamente con tus vecinos o los antiguos dueños de la casa, eso te dará información más certera.

  • Busca registros oficiales

Dirígete a un juzgado local para poder rastrear la historia de tu casa desde el momento en que se haya construido. Considera que con el paso del tiempo la información de la dirección de tu casa puede cambiar, por lo que podría no ser tan sencillo encontrar información muy vieja.

Revisa los antecedentes en cuanto al precio de compra y de venta. Si hubo un incremento impresionante en el precio de venta a lo largo de un corto periodo de tiempo, esto podría significar que se añadió un edificio o una habitación o que la casa se renovó. Ten en cuenta que, por lo general, será necesario que pagues una pequeña tarifa para obtener estos documentos.

Consulta en archivos
Busca archivos locales de periódicos en bibliotecas o en línea. Si tu casa es muy antigua, es posible que lo único que puedas encontrar sea la información del vecindario. En caso de que tu casa tenga menos de 200 años de antigüedad, quizás puedas encontrar una gran cantidad de información en la sociedad histórica, sobre todo si alguno de los dueños anteriores era muy conocido en la comunidad o si en la casa se celebró algún evento significativo.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas