La “maña” de algunas pescaderías para venderte más caro el filete sin que lo notes

Belem Capetillo
pescaderias venden mas caro filete

Comprar pescado congelado es una buena idea cuando se trata de conservar los alimentos frescos más tiempo, pero hay que saber elegir el producto que llevaremos a casa porque podrían estar ‘viéndonos la cara’ y afectando nuestras finanzas. Esta es la “maña” de algunas pescaderías para venderte más caro el filete sin que lo notes.

Ya sabemos que la inflación en México está llegando a niveles nunca antes vistos y, ahora más que nunca, cazar ofertas y precios bajos es clave. Si eres cuidadosa con los productos que adquieres, vas a conseguir sacarle provecho a cada peso invertido.

El filete de pescado es delicioso y muy nutritivo. Prepararlo rebozado con cerveza es ideal para las comidas familiares, además, fortalece el sistema inmunológico y es de fácil digestión. Los filetes de tilapia, blanco del Nilo o basa son los más económicos, solo asegúrate de que te den lo que pagas.

fraude mariscos y pescados

Pasa con pescados y mariscos, te dan menos de lo que pagas | Foto: Pexels

Esta es la “maña” de algunas pescaderías para venderte más caro el filete sin que lo notes

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), las pescaderías están cometiendo una fraude al vender filete a sus clientes y es que hasta el 40% del peso es solo agua.

Como está congelado con el sistema glaseado, se crea una capa de hielo exterior que pesa y bastante. De modo que estamos pagando más agua congelada que pescado. Y pasa lo mismo con el marisco.

fraude filete de pescado

Puedes comprarlo fresco y congelar en casa | Foto: Pinterest pourdebon.com

La capa de hielo se aplica por rocío o por inmersión en agua potable sobre la superficie del pescado ya congelado. Aunque mantiene la calidad del producto y evita que deshidrate, por cada kilo que compramos estaríamos llevándonos solo unos 600 o 700 gramos de pescado o marisco.

No por nada hay una ley en Europa que especifica que el etiquetado de los productos congelados debe incluir su peso neto, es decir, excluyendo el peso del glaseado, así el cliente paga por lo que realmente se lleva. Mientras se legisla al respecto en nuestro país, podemos empezar a comprar pescado fresco e inmediatamente después congelarlo en casa.

Cuida de tus finanzas y elige con cuidado el pescado que llevas a casa.

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas