La lujosa casa de Capulina, con alberca techada, árboles frutales y un bar para los amigos

Alejandra Chavarria

Uno de los comediantes más queridos de México sin duda fue Gaspar Henaine, a razón de ello, ahora te presentamos la lujosa casa de Capulina, con alberca techada, árboles frutales y un bar para los amigos. Este sitio se encuentra en Cuernavaca, y en esta residencia el comediante pasó sus últimos días.

Al lado de su esposa, María Frías, la pareja se mantuvo junta desde 1949 y hasta el 2011. Este espacio fue construido especialmente para que pasara una vejez digna en la que pudiera circular libremente en los diversos espacios que pensó no solo para él, también para los más pequeños de su familia. La decoración del hogar fue pensada para todos.

Fue su nieto, Oliver Henaine, quien compartió en su canal de YouTube una grabación en la que se pueden apreciar los detalles de este lugar muy amplio, mismo que aunque era de un solo piso, tenía todas las amenidades necesarias para que el comediante pudiera desarrollar sus actividades.

“Capulina” solía pasar gran parte de su tiempo en este sitio que no solo era para descanso, pues también se divertía con sus amigos, hijos y nietos. El sitio tenía un aire de casona antigua, pero con toques modernos que la hacían diferente al resto.

“En este lugar, mi abuelito tenía sus tardes de póker, no recuerdo si el martes o jueves en la noche y venían sus amigos. Tenía sus mesas de juego, un tiempo tuvo un billar y era padre porque ellos venían a jugar y a pasarla bien.”, expresó Oliver.

¿Qué otras amenidades tenía la lujosa casa de Capulina?

Un detalle muy interesante del sitio es que cuenta con una alberca techada en la que el comediante solía relajarse y nadar al lado de sus seres queridos, así como también tenía un enorme jardín con árboles frutales que en ocasiones la familia recolectaba los frutos.

“Me acuerdo de algo muy padre y es que con mi abuelita salíamos al jardín y ella tiene árboles de diferentes tipos: tiene limones, ciruelas, tenía diferentes árboles y entonces a veces me decía: ‘Vamos a la pizca’  y eso nos lo llevábamos a la casa y pues nos lo comíamos”, relató el joven.

La lujosa Casa de Capulina también contaba con amplios pasillos en los que el comediante daba sus paseos matutinos o vespertinos, la recámara principal contaba con un amplio ventanal con vista a los jardines; así como un estudio de música y un bar en donde Henaine jugaba con sus amigos.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

 

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas