¿Cuáles son las arañas más venenosas de México? Dos están en CDMX y Edomex

Pamela Rodríguez Ordaz
Las arañas más venenosas de México

Las arañas son animalitos con los que convivimos día a día, hay muchísimas especies y prácticamente diario nos encontramos con ellas, aún son darnos cuenta, sin embargo, hay algunas que no son tan inofensivas y debemos tener precauciones, es por eso que hoy te revelaremos cuáles son las arañas más venenosas de México, están en CDMX y el Estado de México.

No todos los arácnidos son arañas, también se encuentran las garrapatas y otros ácaros o los escorpiones, es un grupo que se compone de más de 102,000 especies, así que es prácticamente imposible huir de estas criaturas.

Todos tenemos arañas en casa, sin embargo, éstas suelen ser completamente inofensivas, las conocidas como ‘patonas’ incluso nos ayudan a regular otras plagas como los zancudos, los cuales sí pueden hacernos daño a través de la transmisión de enfermedades, pero hay dos especies de arañas que realmente pueden causarnos problemas de salud.

La gran mayoría de las arañas poseen veneno, pero no todas ellas representan un riesgo para los seres humanos. De cualquier manera, si una te muerde debes capturarla con mucho cuidado para identificarla, no debes matarla.

¿Cuáles son las arañas más venenosas de México? Dos están en CDMX y Edomex

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México “En México, las más peligrosas son las de los géneros Latrodectus y Loxosceles, famosa una de aquéllas como viuda negra (L. mactans tiene una mancha roja en forma de reloj de arena en el abdomen) y la otra como violinista (en el caparazón tiene una mancha oscura semejante a un violín)”.

Alrededor del mundo hay otras especies aún más venenosas, como la araña embudo australiana, o la bananera, una de las más venenosas del mundo y vive en Sudáfrica.

Las arañas más venenosas de México

Sin un tratamiento oportuno, el veneno de estas arañas puede ser mortal | Fuente: Pixabay

Viudas negras

  • En México viven tres especies de viuda negra, y sí, se pueden encontrar en el Valle de México
  • Su veneno es 15 veces más poderoso que el de una víbora de cascabel y es neurotóxico
  • Si el envenenamiento por su mordedura es severo afecta los sistemas respiratorio y cardiaco
  • Los síntomas por su mordedura pueden incluir branquicardias, náuseas, taquicardias, sudoración excesiva, problemas para hablar, adormecimiento y enrojecimiento de la zona mordida y dolor en las corvas.
  • La mayoría de gente no sufre daños graves, puede ser letal en niños pequeños, ancianos o personas enfermas
  • No son arañas agresivas, muerden en defensa propia
  • Sí podrían estar a la vista, pero prefieren los lugares confinados
  • El tiempo para que las lesiones sean graves o mortales es más corto que en el caso de las violinistas, hay casos en que en una hora después de la mordedura (si se inyectó mucho veneno) la mordedura puede ser grave

Violinista 

  • De arañas violinistas en México hay más de 30 especies , prácticamente una por estado de la República, de hecho, hay una endémica del Valle de México llamada violinista Tenochtitlán 
  • Su veneno es necrótico, a nivel de la piel la necrosa y después puede afectar el hígado, los riñones y otros órganos
  • Su mordedura puede ser indolora y difícil de identificar, el punto donde muerden se ve entre blanco y blanco azulado, después de 12 horas la zona ya se ve roja y comienza la inflamación
  • El comienzo de su sintomatología suele confundirse con una gripe
  • Entre las 12 y las 48 horas se puede ver un pequeño hundimiento en la zona por el daño necrótico. Pasadas las 48 comienzan los síntomas de malestar general
  • “Licúa el órgano afectado y difícilmente sobrevives”, señala la UNAM
  • El comienzo de su sintomatología suele confundirse con una gripa
  • Sus mordeduras son muy raras, por lo que no hay muchos datos de epidemiología
  • Siempre están escondidas en sus madrigueras, cazan de noche
  • Su mordedura puede ser indolora y difícil de identificar, el punto donde muerden se ve entre blanco y blanco azulado, después de 12 horas la zona ya se ve roja y comienza la inflamación
  • Entre las 12 y las 48 horas se puede ver un pequeño hundimiento en la zona por el daño necrótico. Pasadas las 48 comienzan los síntomas de malestar general
  • El tiempo límite para aplicar un antiveneno son 150 horas, o sea 6 días

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas