Recomendaciones

Corren a mamá con sus 5 hijos de restaurante por mal portados: “enséñenles respeto y educación”

Recientemente se viralizó la historia de una madre quien fue echada de un restaurante en...

Pamela Rodríguez Ordaz

Corren a mamá con sus 5 hijos de restaurante por mal portados
| Foto: Freepik

Recientemente se viralizó la historia de una madre quien fue echada de un restaurante en Granada, España, debido al mal comportamiento de sus 5 hijos, relato que se dio a conocer por la misma madre, quien usó las redes para expresar su molestia, sin embargo, no sabía lo que te esperaba.

Ante la queja de la madre de 5, quien esperaba tener de su lado a los internautas y que acusó al negocio de tener “poca paciencia”, recibió una ola de comentarios de los usuarios, quienes le señalaron que tenía que enseñarles a sus hijos “respeto y educación”.

“Hemos ido a merendar con cinco niños y les hemos pedido a cada uno su consumición. Al terminar se han puesto a jugar en el exterior, en un momento concreto un niño ha rozado la pared con el pie y como les ha molestado, nos han invitado a irnos”, escribió. “Lugar no apto para niños”.

“No queremos que los niños estén todo el día con móviles y tabletas, pero con este tipo de sociedad en que nos estamos convirtiendo donde las risas de los juegos de unos niños son molestas, veo que no nos quedan muchas más opciones. Lamentable”, agregó la madre.

Corren a mamá con sus 5 hijos de restaurante por mal portados

| Foto: Freepik

Sin embargo, el dueño del lugar no se quedó callado y narró que esa no es la verdadera historia, en realidad, los niños hacían mucho más que solo jugar y esta falta de control y supervisión estaba provocando daños materiales en el establecimiento y ante la ausencia de una llamada de atención o de límites, se vieron en la necesidad de frenar los perjuicios que estaban causando los menores en el restaurante.

“Los niños pueden jugar y gritar todo lo que quieran, que para eso son niños, faltaría más, pero cuando los niños le pegan reiteradas patadas a la pared hasta ponerla negra”, explicó el dueño.

“Cuando tiran una pizarra contra un cristal y se cuelgan de un poyete de madera estando a punto de romper ambos, lo más lógico y normal es que, como propietario del establecimiento, les pida que controlen a los niños”, siguió con su explicación.

“A lo que me responden que tengo que aguantarme porque están consumiendo, aguanten ustedes a sus hijos en sus casas y enséñenles respeto y educación porque no todo vale. Hasta nunca”, finalizó.

Cada vez son más los negocios y lugares que prohíben la entrada a niños, pero muchos de ellos explican que no le están cerrando las puertas a los niños, sino a los padres inconscientes que no quieren ponerle límites a sus hijos.

Este tema ha sido ampliamente debatido en redes, pero aunque muchos padres están enfurecidos con estos señalamientos, quienes se oponen a niños en fiestas y negocios llegan a la misma conclusión: NO están en contra de los niños, están en contra de los padres permisivos que no se responsabilizan de sus hijos afectando a los demás de forma egoísta, pues los niños son inocentes de este comportamiento.

¿Qué opinas?

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos: