Conoce la leyenda de Krampus, el demonio de la Navidad

Pamela Rodríguez Ordaz

La Navidad es una temporada mágica llena de amor, paz, buenos deseos, adornos hermosos, comida deliciosa y tiempo en familia, sin embargo, como todas las cosas, también tiene su lado oscuro, si aún no lo conoces, hoy te contaremos la leyenda de Krampus, el demonio de la Navidad.

Se trata de una criatura mitad cabra mitad demonio, es horrendo y azota a la gente, en es pecial niños malos y groseros, hasta que se vuelven buenos. Tiene el pelo oscuro, cuernos y colmillos, además, podría decirse que es la contraparte malvada de Santa Claus.

El Krampus usa varas de abedul para castigar a los niños mal portados y luego llevárselos al inframundo y comerlos, además, su terrible apariencia causa terror en chicos y grandes.

Esta criatura castiga a los niños malos con varas de abedul | Fuente: Freepik

Los orígenes del Krampus, el demonio de la Navidad

Su nombre deriva de la palabra en alemán ‘krampen’ que significa ‘garra’, y según la tradición germana y austriaca, es hijo de Hela, diosa de los muertos, en la mitología nórdica. Se cree que su aspecto físico viene de los faunos y sátiros griegos.

La leyenda forma parte de una tradición navideña secular en Alemania, donde comienza a celebrarse la Navidad desde principios de diciembre. La iglesia católica se pronunció en contra de esta costumbre, incluso prohibió por años la personificación de esta criatura en público y las celebraciones que tuvieran que ver con él.

Este demonio se concibió como la contraparte de Santa Claus, quien daba regalos y golosinas a los niños que se habían portado bien todo el año, mientras que el Krampus se los llevaba a su guarida donde los azotaba. 

Según la tradición, el Krampus se aparece la noche antes del 6 de diciembre, conocida como Krampusnacht o “noche de Krampus”. El 6 de diciembre también es el Nikolaustag o “día de San Nicolás”, cuando los niños alemanes comprueban si el zapato o la bota que dejaron la noche anterior contiene regalos o una vara.

El folklore dice que esa noche los adultos se disfrazan con máscaras de madera y salen a espantar a los más pequeños. Los niños que reciben una vara o pedazo de madera serán raptados por el Krampus por la noche y darles un castigo, y depende del apetito del demonio podría comérselos luego de azotarlos.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

 

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas