Amantes con finales felices: Cómo Camila Parker pasó a esposa y futura reina

Alejandra Chavarria

Y después de todo, Camila Parker Bowles se quedó con el príncipe Carlos… Esta es una muestra de esas amantes con finales felices, quienes a pesar de haber empañado una relación de pareja lograron prosperar de tal forma que tuvieron incluso más suerte que la esposa.

Tras la muerte de la Reina Isabel II, se dio a conocer que el príncipe Carlos se convirtió en príncipe; mientras que en las fiestas por el Jubileo de Platino, la monarca habría pedido que Camila recibiera el título de “reina consorte”.

Incluso después de hacer de la vida de Diana Spencer un infierno, de exhibirla y humillarla públicamente; de incluso alentar las vejaciones por parte del príncipe a quien era su esposa y madre de sus hijos. Después de todos esos actos, al final la eterna amante se quedó con el papel que le pertenecía a Lady Di.

Camila y Carlos, el epítome de las amantes con finales felices

Carlos mantuvo un romance con esta mujer tres años mayor que él; sin embargo, ella era una mujer casada, razón por la que su romance era más bien un secreto a voces que al mismo tiempo era solapado, ocultado y permitido por la realeza.

Fue en 2005 cuando Camila Parker Bowles y el hijo de la Reina Isabel se casaron a los casi 60 años; para muchos este fue un acto osado y que incluso podría haber sido considerado como una burla a la memoria de Lady Di, sin embargo, para otros fue el triunfo del amor por encima de la monarquía.

Bowles fue durante casi tres décadas la amante del príncipe Carlos. “¿Sabía que mi bisabuela fue amante de su tatarabuelo?”, fue una de las frases mediante las cuales ella se acercó al ahora Rey de Inglaterra. A pesar del odio, de las discrepancias y de la polémica, ahora ella es la reina.

 ***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas