Alacranes más venenosos en México y cómo identificarlos

Pamela Rodríguez Ordaz
alacranes venenosos en México

Los alacranes (o escorpiones, es lo mismo) son una de las plagas que más nos atemorizan debido a que su picadura puede llegar a ser muy peligrosa y hasta letal, aunque hay una baja probabilidad de encontrarnos con uno de estos insectos lo suficientemente tóxicos para hacernos daño, tampoco queda descartado, es por eso que hoy te hablaremos de los alacranes más venenosos en México y cómo identificarlos.

Estos animales tienen una gran capacidad de adaptación, además, México es el país con mayor diversidad de alacranes del mundo, pues tiene 289 de las 1,500 especies registradas, sin embargo, sólo 12 de ellas representan un peligro, de acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Todas aquellas que afectan la salud son del género Centruroides, aunque no todos los Centruroides son de importancia médica”, explicó Gerardo Contreras Félix, colaborador de la Colección Nacional de Arácnidos del Instituto de Biología, para Gaceta UNAM.

Los alacranes, como cualquier otra plaga, entran a nuestra casa en busca de comida, pues una de sus comidas favoritas son las cucarachas, así que si tienes como invasores a estos desagradables insectos, puede ser que un escorpión entre a buscar alimentarse. Además, necesitan un lugar dónde refugiarse durante el día para no perder agua y, lamentablemente, la mancha urbana ha invadido muchos de sus territorios, así que en muchas regiones es más probable encontrarlos que en otras.

alacranes venenosos en México

México es el país con mayor diversidad de alacranes del mundo | Fuente: Pixabay

Alacranes más venenosos en México y cómo identificarlos

Los alacranes más peligrosos habitan en los estados de Jalisco, Nayarit, el norte del Estado de México, Guanajuato, Puebla, Durango, Oaxaca, Morelos y Guerrero. Cabe aclarar que todos los escorpiones poseen un grado de toxicidad, pero pocos son los que representan un peligro para los seres humanos, además, casi siempre pican en la noche, pues es cuando salen a buscar comida o aparearse.

Los venenosos

Los alacranes venenosos tienen su aguijón en forma de media luna con tenazas delgadas, un color uniforme y el segmento de su cola es ovalado.

Entre más delgada y alargada es su cola puede tener más veneno.

Las especies tóxicas tienen una pinza con dedos largos y delgados con respecto a su mano.

Los no venenosos

Los alacranes no venenosos tienen una cola más derecha, sus tenazas son más gorditas, tienen rayas de varias tonalidades, tienen doble aguijón y sus segmentos son cuadrados.

Es muy importante que JAMÁS intentes agarrar un alacrán con las manos, levántalo con ayuda de la escoba y un recogedor, pues solo un experto puede determinar a primer ojo si se trata de un insecto venenoso o no.

“El veneno del alacrán posee cientos de diferentes componentes químicos. La mayoría de estos son toxinas que se adhieren a las proteínas de del cuerpo humano. Sin embargo, si la persona que fue picada se acelera y no mantiene la calma, se desencadena una intoxicación”, señaló Ana Lilia Carlos Delgado, integrante del Instituto de Biología de la UNAM, a National Geographic.

 ***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas