3 Trucos para quitar los rayones de tu auto y dejarlo impecable, sin llevarlo al hojalatero

Pamela Rodríguez Ordaz
Quitar los rayones de tu auto

Nuestro automóvil puede convertirse en nuestra segunda casa, un lugar en el que nos sentimos cómodos, personalizado y en el que pasamos mucho tiempo, pero tal como en nuestro hogar, buscamos que siempre esté en buenas condiciones para que refleje lo mejor de nosotros mismos, por eso resulta muy molesto cuando tiene antiestéticos rayones que desvían la atención, pero no te preocupes, pues hoy te daremos 3 trucos para quitar los rayones de tu auto y dejarlo impecable, sin llevarlo al hojalatero.

Cuando le hacemos un rayoncito a nuestro vehículo nos podemos sentir muy mal porque creemos que toda la atención se enfoca solo en ese pedazo con mala estética y lo peor llega con el microinfarto que nos da cuando acudimos a un taller de pintura y nos dan un precio muy elevado para dejarlo como nuevo, pero tú puedes tener muy buenos resultados sin tener que gastar una fortuna.

Darle un baño de pintura general al auto puede dar resultados muy bonitos, sin embargo, a veces el rayón es demasiado pequeño y no conviene o simplemente no tenemos para gastar esas cantidades, pero con algunos truquitos que puedes hacer en casa puedes lograr que tu carro quede como nuevo.

Quitar los rayones de tu auto

Deja tu auto impecable sin gastar una fortuna | Foto: Freepik

3 Trucos para quitar los rayones de tu auto y dejarlo impecable, sin llevarlo al hojalatero

Rayones pequeños 

  1. Acude a una tienda especializada y compra un kit para quitar rayones, usualmente contienen lijas de grano 3 mil, almohadillas, toalla de microfibra y producto para pulir 
  2. Humedece la lija con agua y pásala suavemente por la parte dañada hasta eliminar el rayón 
  3. La parte lijada se verá opaca, esto significa que ya está lista para el siguiente paso
  4. Limpia el área con la toalla de microfibra 
  5. Aplica el producto para pulir sobre la almohadilla y extiendela sobre la parte dañada  
  6. Pasa la pulidora por esa zona hasta que recupere su brillo, si no tienes, puedes hacerlo a mano, aunque te llevará mucho más tiempo 

Rayones más intensos 

  1. Si al pasar tu uña por el rayón ésta se atora un poco, significa que el rayón es más profundo 
  2. Lava el auto para que esté completamente limpio
  3. Vas a necesitar el mismo kit para eliminar rayones con lija 3 mil y una pulidora sencilla o de doble acción 
  4. Toma un poco de producto para eliminar rayones con la almohadilla 
  5. Aplica directamente sobre el rayón con movimientos circulares suaves y constantes 
  6. Limpia los residuos con un trapo de microfibra de forma suave
  7. Pasa la pulidora 
  8. Repite el proceso las veces que sean necesarias

Rayones profundos 

  1. Vas a necesitar lija de grano 2 mil, almohadilla para pulir, toalla de microfibra, primer para auto, pintura del color original, cinta adhesiva, papel, cera para autos 
  2. Limpia bien la superficie y elimina los restos de pintura que hayan quedado en la zona
  3. Con cinta adhesiva cubre las áreas cercanas al rayón
  4. Revisa en la placa de información de la puerta del conductor cuál es el código del color de tu carro para comprar la misma pintura
  5. Una vez que la zona esté perfectamente limpia y seca, humedece un pedazo de papel tipo lija y comienza a lijar la zona suavemente
  6. Solo debes lijar de forma superficial la capa brillante, la primera y solo hacia una dirección
  7. Una vez que el rasguño ya no se vea y no tenga bordes enjuaga muy bien y luego limpia con un paño de microfibra que no deje pelusa
  8. Aplica un poquito de primer en la zona y deja que seque perfectamente
  9. Mezcla la pintura con un poquito de primer
  10. Aplica la pintura con primer sobre la superficie a tratar, desde las orillas hacia el interior
  11. Deja que la pintura se seque por varios días
  12. Cuando esté bien seco coloca cera y polish sobre el auto para que la pintura se mezcle con el resto y le dé brillo

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas