Salma Hayek luce como DIOSA a los 54 gracias a estos raros secretos de belleza

Leilani Díaz

¡De Veracruz para el mundo! Este miércoles, Salma Hayek, la actriz e icono de belleza cumplió 54 años de haber llegado al mundo y para celebrar compartió un par de fotografías en las que luce impresionante en un traje de baño color mostaza con un pareo en el mismo tono.

¿Pero cómo logra verse cada vez más hermosa con el paso del tiempo? Estos son sus secretos de belleza, algunos considerados en muchos países como “extraños“.

Agua de rosas

Si hay algo que la actriz mexicana nunca deja, es el agua de rosas. Uno de sus ritos que lleva más tiempo practicando es precisamente el de rociar la piel de su rostro, cada mañana, con este producto natural.

Y aunque no lo creas, ¡NUNCA SE LAVA LA CARA POR LAS MAÑANAS!

“Nunca limpio mi piel por la mañana. Mi abuela me enseñó que por la noche, tu piel repone todas las cosas que perdiste durante el día” explicó la veracruzana a The New York Times.

Aceites y cremas hidratantes

Puede que te sorprenda esto pero entre los secretos de belleza de Salma Hayek NO está usar miles de productos carísimos como boosters o serums.

En realidad, esta guapísima mujer intenta usar todos los días crema hidratante y para esos días en que su piel amanece seca, aplica un poco de aceite facial y es todo.

Aunque, cabe mencionar, Salma Hayek ha revelado en distintas ocasiones que en el área del cuello sí usa un concentrado antienvejecimiento para evitar lo que ella misma llamó “cuello de pavo”.

El desmaquillante natural de Salma Hayek

La bellísima actriz usa un ingrediente de cocina para limpiar su piel… ¡y nosotras gastando tanto en productos!

Hayek suele utilizar el tan popular aceite de coco para desmaquillarse, aunque eso sí, nunca se duerme con un solo gramo de maquillaje en la piel y después usa un poco de calor para que las propiedades antioxidantes del agua de rosas, que usa después, penetren a profundidad en sus poros.

“Luego uso agua de rosas para eliminar los residuos. Puedes usar una toalla caliente con agua de rosas (pones una toalla húmeda en el microondas) para hacer un poco de vapor” explicó en una entrevista a InStyle.

(Foto: iStock)

Y es que Salma adora los remedios naturales, por ejemplo, también suele utilizar como exfoliante la avena con leche de almendras y miel.

Lo más extraño de todo es que la famosa actriz no hace dieta, pues para ella, de entre sus secretos de belleza, la alimentación es lo más importante. Así que ella asegura que aunque intenta cuidar un poco sus porciones como no comer más de dos porciones de carne al día; ella asegura amar la comida y el vino, por lo que es feliz… y la felicidad, ¡se irradia!

Así que aplausos por Salma Hayek, quien no solo nos ha demostrado que se puede llegar a los 54 años siendo toda una belleza envidiable, sino también como un excelente ser humano.

Información de Vogue y The New York Times.

Escrito por
Leilani Díaz