¿Te hiciste un balayage? Mascarillas caseras para reestructurar tu cabello decolorado

Leilani Díaz

Sales del salón muy feliz con tu cabello decolorado; tus mechones beige o miel ondean mientras tú te sientes en la cima del mundo. Pero tan solo algunos días después, la cosa cambia; tu cabello adquiere un tono anaranjado y se siente más reseco que nunca. Terrible, ¿no? Por eso, te voy a mostrar cómo hacer 3 mascarillas caseras para restaurar e hidratar.

Primero que nada, debes saber que realizarte un balayage, contouring o cualquier otro proceso que lleve decoloración tiene sus cuidados específicos como el uso de un shampoo matizante alternado con otro sin parabenos ni sulfatos, además de evitar bañarte con agua caliente (porque deshidrata más las fibras capilares).

Ahora bien, si ya cumples con todo lo anterior, te recomiendo que apliques cualquiera de estas mascarillas caseras una vez a la semana y muy pronto verás el cambio.

¡Ojo! Los tratamientos naturales de los que te platicaremos, no se comerán el color de tu cabello que tanto trabajo le costó a tu estilista conseguir. Si buscas otros productos para aplicarte, intenta investigar antes si no dañarán el resultado de tu color, por ejemplo esta increíble queratina casera que dejará tu melena sedosa, brillante y sin frizz.

El aguacate, tu mejor amigo

(Foto: Pixabay)

El cabello dañado por la decoloración suele quedar reseco y quebradizo, lo cual puede ocasionar muchas dificultades para peinar además de lucir descuidado.

Para eso, el aguacate será tu mejor aliado. Solo necesitarás un huevo, una cucharada de aceite de oliva extra virgen, dos cucharadas de mayonesa y un aguacate maduro.

Una vez que tengas todos los ingredientes, mézclalos bien hasta tener una pasta homogénea; después aplica sobre todo tu cabello (de medios a puntas) y envuelve con papel aluminio para recibir mejor todos los beneficios.

Deja reposar unos 30 minutos y después lava tu cabello con mucha agua tibia.

Tal vez este remedio no huela muy bien que digamos, pero te aseguro que amarás los resultados.

Aceite de almendras, el rey de las mascarillas caseras

(Foto: Pixabay)

Necesitas 3 cucharadas de aceite de almendras, una cucharada de aceite de oliva, una yema de huevo y una cucharada de germen de trigo.

Mezcla bien todos los ingredientes y aplica esa pasta en todo tu cabello, desde la raíz hasta las puntas y deja actuar unos 20 minutos.

Mascarilla de plátano

Unsplash

El plátano es una fruta con muchísimas propiedades. Si cuentas con algunos ya maduros, en vez de tirarlos, úsalos para hacer mascarillas caseras y de esa manera restaurar e hidratar tu cabello.

Solo necesitas un plátano maduro batido en la licuadora y ahí mismo agregar una cucharada de miel y una cucharada de aceite de oliva extra virgen.

Aplica este remedio natural sobre el cabello seco y deja reposar por 30 minutos; después lava con shampoo.

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas