Mascarilla japonesa para lucir una piel más joven en poco tiempo

Loretta Chantiri

Te contamos cómo preparar una mascarilla casera japonesa increíble por los beneficios que brinda a la piel ayudándola a lucir mucho más joven, lisa y libre de manchas en poco tiempo. ¡Te fascinará!

Las mujeres de oriente, en específico las coreanas y las japonesas, son famosas por sus rutinas de skincare, las cuales las ayudan a lucir mucho más jóvenes y saludables por muchos años, algo con lo que cientos de mujeres y hombres batallan alrededor del mundo.

Esto se debe en parte a su genética, pero más que nada a la estricta cultura de belleza que las rige y a los cuidados tan meticulosos que tienen con su cutis pues ellas hacen uso de productos naturales más que cualquier otra cosa; tal y como la mascarilla casera que el día de hoy te queremos compartir.

Esta mascarilla te ayudará a eliminar células muertas y reafirmar la piel, además de unificar el tono de tu rostro eliminando manchas provocadas por el sol, por cicatrices o por la edad. Tienes que saber que todos estos beneficios se dan principalmente gracias a arroz que es el ingrediente número uno de la mascarilla.

(Foto: Unsplash)

¿Por qué arroz? El grano de arroz es un exfoliante natural que ayuda a eliminar células muertas. También, gracias a que contiene inositol, ayuda a hidratar, regenerar y reafirmar la piel, además de mejorar la circulación sanguínea lo que lo convierte en un maravilloso anti edad.

Por otra parte, ayuda a eliminar manchas, proteger la piel del sol, regenerar e hidratar gracias a la presencia de ácido linoleico el cual contiene vitamina B y poderosos antioxidantes que fomentan la producción de colágeno.

¿Cómo se hace la mascarilla japonesa?

Ingredientes:

  • 1 taza de agua
  • 1/2 cucharada de miel
  • 1 cucharada de leche
  • 3 cucharadas de arroz

Preparación y aplicación:

  1. Debes poner a cocer el arroz durante tres minutos. Después escúrrelo pero NO tires el agua. Sepárala en un vaso o contenedor limpio.
  2. En un bol o contenedor limpio de vidrio mezcla el arroz cocido, la leche y la miel hasta formar una pasta fina.
  3. Lava tu rostro con jabón neutro. Una vez limpia y seca tu cara y cuello aplica la mascarilla y déjala reposar de 15 a 20 minutos.
  4. Después, retírala con agua tibia y para terminar, limpia tu rostro con el agua de arroz que habías separado antes para eliminar las impurezas que queden. Puedes usar un algodón.

¡Listo! Como podrás ver es algo muy sencillo. Simplemente aplica esta mascarilla tres veces por semana y notarás cómo poco a poco tu piel lucirá mucho más joven.

¿Te animas a probar esta mascarilla japonesa?

Con información de Be Spotted.

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas