Exfoliantes de avena que puedes hacer en casa para una piel hidratada y luminosa

Leilani Díaz

Después de una noche de copas y maquillaje, la piel tiende a maltratarse severamente. Lo mismo ocurre cuando nos exponemos demasiado al sol o por otros múltiples factores; es entonces cuando necesitamos los poderes de la avena, para que nos devuelva la hidratación, luminosidad y firmeza.

De hecho, la avena contiene compuestos llamados saponinas que son limpiadores naturales de los poros; tiene un pH suave que permite ayudar a calmar la piel irritada o muy seca; absorbe el exceso de grasa de la piel si tienes acné; elimina células muertas y cuenta con propiedades antiinflamatorias que ayudan a mantener la piel exfoliada.

Y aunque actualmente puedes encontrar muchos productos de belleza en el supermercado que aseguran tener como ingrediente principal la avena, la realidad es que este cereal está acompañado por otros muchos químicos; por eso, si lo que buscas es reparar tu piel, aquí te dejamos algunas recetas de exfoliantes caseros para tener un rostro perfecto.

Avena y miel

(Foto: Unsplash)

  • 2 cucharadas de avena entera
  • 1 cucharada de miel
  1. Lava perfectamente bien tu cara con agua y jabón neutro; seca bien.
  2. En un recipiente limpio vierte los ingredientes y mezcla bien hasta formar una pasta (o puedes licuarlo).
  3. Aplica esa pasta sobre tu rostro con la punta de los dedos y en movimientos circulares, evitando que la mascarilla entre en contacto con los ojos y los labios.
  4. Mantén ese suave masaje por 3 minutos y después limpia con agua fría.
  5. Seca bien tu piel y aplica tu rutina de hidratación como de costumbre.

Avena, canela y bicarbonato

Unsplash

  • 1 taza de avena molida
  • ½ taza de bicarbonato de sodio
  • ½ taza de canela en polvo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  1. Vierte en un traste los ingredientes y mezcla todo muy bien
  2. Colócalo en un calcetín delgadito tipo pantimedia o algo similar.
  3. Métete a bañar con ese preparado y úsalo como si fuera una esponja.
  4. Mójalo, de vez en cuando, y úsalo para retirar las células muertas.
  5. Después solo sécate bien el cuerpo y aplica una crema hidratante.

 

Avena y yogur

Unsplash

  • ½ vasito de yogur natural (tipo griego)
  • 1 cucharada de avena en copos
  • 1 cucharada de jugo de limón

 

  1. Para comenzar, coloca en un recipiente el yogur, la avena y el jugo de limón.
  2. Luego bate bien hasta que se integren todos los ingredientes y formen una pasta.
  3. Antes de aplicar, lava bien tu rostro con jabón.
  4. Toma un poco de exfoliante con tus dedos y pásalo sobre todo tu rostro; principalmente en la parte donde tengas granitos y puntos negros.
  5. Deja que actúe 15 minutos y luego enjuaga con agua fría.

 

Avena, miel y azúcar

(Foto: Unsplash)

  • ¼ taza de avena en copos
  • ¼ taza de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de miel

 

  1. Sólo tienes que poner en un tazón la avena en copos y el azúcar moreno. Añade luego la miel para formar una pasta pegajosa.
  2. No te preocupes, podrás quitarla sin problemas de tu rostro y demás áreas del cuerpo.
  3. Una vez lista, debes aplicarla en todas las áreas que deseas exfoliar.
  4. Una buena idea para que surta mayor efecto es llevar a cabo este tratamiento en la ducha para que los poros se abran debido al vapor y la temperatura.
  5. Tras 3 minutos de masajes para esparcir el exfoliante, enjuaga bien.
  6. Finalmente, al salir del baño coloca una crema hidratante.
Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas