Tener flores en casa brinda múltiples beneficios a la salud, según estudio

Loretta Chantiri

A muchas personas nos encanta que nos regalen flores, sin duda son un detalle que nos alegra, nos hace sentir queridas y mejoran el ánimo en términos generales, de igual forma siempre son un gran opción para sorprender a algún ser querido, pero lo mejor de todo, son los increíbles beneficios que brindan a la salud al tenerlas en casa.

Entrar a nuestro hogar y ver en la sala, comedor, cocina, o donde sea, ese ramo de flores que nos dieron de cumpleaños, o que simplemente quisimos comprar para decorar, sin duda nos hace sentir mejor y además llena de vitalidad cualquier área del hogar. Lo más maravilloso es que no solo se debe su belleza, sino que  hay una explicación para esto.

De acuerdo la investigadora Nancy Etcoff del Massachusetts General Hospital y la Harvard Medical School, tener flores en casa brinda múltiples beneficios a la salud. Según explica, las personas, al estar en contacto constante con las flores, se vuelven más comprensivas y empáticas, sienten menos estrés, ansiedad y depresión.

Otra investigación comprueba que las flores tienen el poder de hacer feliz a las personas cuando las recibe. Pero lo que muchos desconocen es que al pasar algunos días cerca de flores se afectan, para bien, los sentimientos, promoviendo así la compasión y la amabilidad, por ejemplo.

(Foto: Pixabay)

Por si fuera poco, el mismo estudio menciona que las flores tienen el poder de reducir las sensaciones negativas que abruman. Al colocar un arreglo o un ramo en determinada parte de su hogar, distintas personas reportaron felicidad, empatía y calidez durante el resto del día e incluso, entusiasmo y energía para trabajar y hacer otras actividades.

Así que ya lo sabes, las flores son por mucho de los mejores regalos que puedes dar y recibir, no solo por lo lindas, sino por los verdaderos beneficios que brindan a nuestra vida.

¿Te gusta que te regalar o que te regalen flores? ¿Cuáles son tus flores favoritas?

Con información de Ecoosfera.

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas