¿Te dio COVID-19 y aún no recuperas el olfato? Podría ser para siempre, según estudio

Alejandra Chavarria

Cuando comenzó la pandemia, quizá uno de los síntomas que llamó más la atención en su momento fue la de la pérdida de gusto y olfato; anosmia y parosmia son los nombres de este fenómeno que ha generado incertidumbre entre los expertos en salud.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Washington, recuperar el olfato después de padecer COVID-19 podría tardar varios meses e incluso, en algunos casos, podría no volver.

Según una publicación realizada el pasado jueves 18 de noviembre en la revista JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery, se estima que 700 mil y 1,6 millones de personas en Estados Unidos infectadas por COVID-19 han notado alteraciones o pérdida del sentido del olfato que han durado incluso más de 6 meses.

¿Cuánto dura la pérdida de olfato y gusto por COVID-19? Toma esto en cuenta | Fuente: Freepik

El estudio sugiere que hay casos en los que las personas recuperan paulatinamente el sentido del olfato, sin embargo los especialistas temen que quienes llevan más de 6 meses en ese estado, podrían no recuperarlo y por ello, sugieren una “urgente necesidad de investigación que se enfoque en el tratamiento de COVID-19 COD (Disfunción Olfativa Crónica)”. ¿Conoces a alguien en esta situación? Quizá le interese conocer este estudio.

¿Aún no recuperas el olfato? Cuidado, esto advierten los médicos

De acuerdo con los especialistas, esta situación es alarmante debido a que antes de la pandemia, solo 13,3 millones de adultos de 40 años o más tenían lo que los científicos llaman disfunción olfativa (DO) o disfunción olfativa crónica (COD), es decir cuando se mantiene por más de 6 meses.

Anteriormente estudios concluyeron que el 72% de las personas que contrajeron la COVID-19 recuperaban el olfato después de un mes, aunque dejaron claro que habría algunos casos en los que este proceso sería más lento.

John Hayes, director del Centro de Evaluación Sensorial de la Facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad de Pensilvania, advierte que aunque la pérdida del olfato a largo plazo puede parecer poco grave en comparación con otras secuelas del coronavirus, no poder oler puede ser peligroso.

“Es realmente esencial en cuanto al apetito y las relaciones sociales, ya que las personas que han perdido el sentido del olfato pueden no ser capaces de detectar si tienen olor corporal“, agregó.

En redes sociales han surgido numerosos remedios caseros o “pócimas mágicas” mediante las cuales aseguran que se puede recuperar el olfato de forma inmediata; pero ninguno de estos ha sido comprobado o avalado.

Hasta entonces, es importante seguir cuidándose ante cualquier eventualidad relacionada con la enfermedad que provoca el SARS-CoV-2; pues se tiene conocimiento que deja múltiples secuelas.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas