Remedios para la presión alta: Cómo bajarla de manera natural

Pamela Rodríguez Ordaz

La presión arterial alta o hipertensión es una condición muy peligrosa que te puede llevar a accidentes cardiovasculares potencialmente fatales y aunque existen medicamentos que pueden ayudarte, puedes reducir su consumo y mejorar increíblemente tu salud cambiando tu estilo de vida con estos remedios para la presión arterial alta y bajarla de manera natural.

La presión alta es un padecimiento muy común en el mundo, pero aunque tu médico puede ayudarte con ello, lo mejor será prevenir con hábitos saludables, escucha a tu cuerpo y sigue estos consejos.

Si ya te diagnosticaron con hipertensión debes checarte de manera continua, no busques solucionarlo cuando te sientas muy mal, la calidad de vida vale tanto como la esperanza de vida.

Llevar una vida saludable puede reducir tu consumo de medicamentos | Foto: Freepik

Remedios para la presión alta

  • Deshazte del sobrepeso

La gran mayoría de veces la hipertensión y el sobrepeso van de la mano, lo mejor será en el caso de los hombres que su cintura no exceda los 102 cm y en el caso de las mujeres los 90 cm. Diversos estudios señalan que puedes bajar la lectura de 1 mmHg (milímetro de mercurio) por cada kilo perdido.

  • Haz ejercicio 

Hacer ejercicio de forma regular, al menos 30 minutos al día, ayuda a que tu corazón se fortalezca y sea más eficiente para bombear la sangre, además, el ejercicio te ayuda a combatir el sobrepeso.

  • Bájale al sodio

Reducir la cantidad de sal en tus alimentos puede ayudarte a controlar tu presión y mantenerte en niveles más saludables.

  • Menos alcohol

Consumir bebidas alcohólicas puede aumentar la presión arterial. Según estudios, el alcohol está relacionado con el 16% de los casos de hipertensión en el mundo. 

En pequeñas porciones como una copa de vino al día puede ayudarte a proteger tu corazón, sin embargo, si aumentas esta porción puedes dañar a tu organismo.

  • Dieta balanceada

Consume más verduras, frutas, cereales integrales y lácteos bajos en grasa. Disminuye tu consumo de carnes rojas y grasas saturadas que elevan tus niveles de colesterol. Consume alimentos con potasio que ayudan a deshacerse del sodio y alivian la presión sobre los vasos sanguíneos.

Sigue una dieta sana y ejercítate regularmente | Foto: Pixabay

  • Adiós al tabaco

Entre las muchas razones que existen para que dejes de fumar está que este hábito es un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares, además, cada vez que inhalas tu cigarro tu presión arterial se eleva levemente de forma temporal.

Por si esto fuera poco, todos los químicos que contiene el tabaco dañan los vasos sanguíneos.

  • Bájale a la cafeína 

Si eres un consumidor frecuente de cafeína sabrás que ésta aumenta momentáneamente la presión y aunque puede que no te haga ningún daño, en personas que no la consumen con frecuencia pueden elevar su presión arterial hasta 10 mm Hg.

  • Reduce el estrés 

Sabemos que esto puede ser muy difícil, pero el estrés, considerado “asesino silencioso” es el causante de muchos malestares y padecimientos. El estrés es el principal impulsor de la hipertensión, además de que puede empujarte a llevar hábitos negativos justo como los que quieres evitar. Medita, date un tiempo para ti, encuentra un hobbie que te guste, pero si el estrés es demasiado también puedes visitar a un profesional que te ayude.

  • Visita a tu médico

Un estilo de vida saludable es elemental para todos, pero si notas que tu organismo no se encuentra bien, visita a tu médico, no te automediques ni confíes en suplementos “mágicos”. 

  • Apóyate en la naturaleza

Dijimos que no confiaras en suplementos “mágicos”, sin embargo existen suplementos naturales que pueden ayudarte a bajar tu presión arterial. Lo mejor es que elijas el adecuado para ti guiado por un profesional y no esperes a que esto haga todo el trabajo, tú también tienes que trabajar en tus hábitos para mejorar tu calidad y esperanza de vida.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas