¿Qué tipo de ‘pancita’ tienes y cómo eliminarla rápidamente?

Leilani Díaz
tipo-de-panza-dieta-platos-3-de-junio-2020

Las mujeres tenemos muchos tipos distintos de cuerpo y todos son bellos; sin embargo, a veces nos preguntamos por qué algunas personas aún teniendo “kilitos de más” no tienen panza y otras sí.

La respuesta la tiene la Harvard Health Publication; resulta que especialistas en nutrición revelaron cuál es el motivo de que existan diferentes tipos de “panza”.

Esto se debe principalmente a algunos factores genéticos u hormonales que influyen en cómo la grasa visceral se acumula en esta área. Pero afortunadamente puedes entender cuál tienes tú y con ello, sabrás cómo eliminarla.

Estrés

El estrés puede hacerte subir de peso pues favorece que la grasa se acumule en tu abdomen, en el área cercana del hígado.

Este tipo de pancita sobresale de la parte delantera y suele ser un poco flácida; generalmente empieza desde abajo del busto y forma una “lonjita” alrededor de la cintura.

Para eliminarla no solo debes reducir las calorías que comes sino también buscar formas de relajarte como meditar o hacer yoga.

 

Panza de vino

Está comprobado que las mujeres que más de 12 vasos de alcohol en un sola día, por más de una vez al mes, aumentan hasta 4 centímetros de cintura.

Este tipo de panza tiende a extenderse hacia adelante con muy poca grasa en la cadera; si la observas con detenimiento parece que llevas cargando una especie de olla.

 

Pancita de “Pera”

Esta es más frecuente en mujeres delgadas, y consiste en una “llantita” alrededor de la línea del bikini, justo en la parte inferior del abdomen; algo que conocemos como “cabeza de muffin” y suele darse como consecuencia de un desequilibrio en los niveles de estrógeno.

Elimina esa molesta panza dejando de comer alimentos ricos en grasas saturadas, y aumenta el consumo de semillas y vegetales de hoja verde.

 

Inflamación

La panza por hinchazón es prominente y se extiende hacia afuera desde todos los ángulos; la piel se estira demasiado y te sientes incómoda.

Para evitar inflamarte, evita comer alimentos irritantes, chicles que aumentan el aire en tu estómago o comida que que fermente como los lácteos.

 

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas