¿Qué tipo de glúteos tienes y qué ejercicios son mejores para aumentarlos?

Alejandra Chavarria

Uno de los músculos que las mujeres buscan trabajar y moldear son los que se encuentran en la región glútea y la cadera; sin embargo, antes de que te pongas a hacer toda clase de ejercicios, debes conocer qué tipo de glúteos tienes con la finalidad de obtener los beneficios esperados.

Conocer la estructura anatómica de tus glúteos te permitirá decidir cómo debes trabajar la zona para hacerlos crecer, tonificar y darles una apariencia mucho más torneada o voluminosa. Prepara los tenis adecuados, ropa deportiva y ganas de ejercitarte para llevar a cabo esta misión.

Más allá de lo estética que puede ser esta área del cuerpo, la realidad es que los músculos de la región glútea es la encargada de mover el muslo sobre la pelvis fija, además de que controlan el movimiento de la pelvis con respecto a la extremidad que soporta el peso del cuerpo. En conclusión, es un área sumamente importante para tu cuerpo, de acuerdo con el sitio especializado en salud Elsevier.

Si tu intención es aumentar la zona específica, te decimos cómo lograrlo según el tipo de glúteos que tienes.

Foto: Pexels

¿Cómo saber qué tipo de glúteos tengo?

De acuerdo con la revista Vitónica, es importante conocer el cuerpo para tener un mayor entendimiento del mismo; al respecto, quizá conocer el clásico movimiento de sentadilla, pero este no es el único y cada tipo de glúteos debe sacar partido de cada una de las variantes existentes para tener un mejor desempeño y resultados.

Glúteos caídos

Estos se caracterizan por ser los que tienen mayor volumen o pes en la parte baja; aunque pueden ser más voluminosos, son los que tienen a sufrir mayor flacidez con el paso del tiempo. Los ejercicios que requieren fuerza son los ideales para aumentar la zona.

Para las personas con este tipo de zona glútea deben repetir la zancada libre o sentadilla búlgara, la cual se realiza haciendo una zancada hacia adelante haciendo que la rodilla de la pierna posterior se quede flexionada en un ángulo de 90 grados. Se debe hacer al menos 20 repeticiones y combinarlas con la sentadilla regular.

Glúteos planos

Este tipo de forma es aquella que carece de curva; es importante que antes de comenzar también modifiques la dieta que llevas de forma diaria, pues debes incorporar carbohidratos y proteínas para aumentar la zona.

Los ejercicios que te ayudarán a aumentar la zona son: las abdominales de pie para darle menor amplitud a la cintura y crear un efecto más amplio en la cadera. Otro movimiento que debes hacer es la patada de glúteo, en casa solo debes doblar el torso en un ángulo de 90 grados y con cada pierna darás patadas en el aire, tu pierna debe permanecer recta; posteriormente harás repeticiones unilaterales.

Glúteos de corazón

Se le llama así al tipo de glúteo que está acompañado de una cadera ancha y piernas grandes, a pesar de que se pueden moldear fácilmente, son más susceptibles a la celulitis y la retención de líquidos. Se recomienda una dieta baja en calorías.

En este caso, ya que se cuenta con un área aumentada, lo importante es realizar mayor número de repeticiones; las más adecuadas son un mix de 20 repeticiones de subidas de cajón o step, puentes de glúteos, sentadilla clásica con peso extra, hip-thrust y la elevación de piernas en posición a cuatro extremidades en el suelo.

 

Foto: Pexels

 

***

 

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas