¿Por qué no debes comer barbacoa, ni chilaquiles para la cruda? Evita el hospital

Pamela Rodríguez Ordaz
no debes comer barbacoa ni chilaquiles para la cruda

La comida grasosa, picante y el alcohol (por irónico que parezca) son los favoritos de muchas personas cuando quieren ‘curarse’ la cruda, unos chilaquiles bien picosos con una michelada grande son los “remedios” de cajón de los mexicanos, pero en realidad podrías estarle haciendo muchísimo daño a tu cuerpo sin darte cuenta y afectando tu salud no solo a corto plazo, es por eso que hoy te diremos por qué no debes comer barbacoa, ni chilaquiles para la cruda, evita el hospital.

El consumo excesivo de alcohol puede traernos un malestar horrible conocido como ‘cruda’ o ‘resaca’, que incluye síntomas como dolor de cabeza, náuseas, mareos, sed, malestar general, entre otros, pero aunque muchas personas crean que no hay nada mejor para aliviarlo que la comida pesada, picante y grasosa, en realidad esto es muy perjudicial.

Así lo explicó Miguel Ángel Andrade Padilla, toxicólogo del Hospital General del Centro Médico Nacional La Raza, al diario Milenio, donde señaló que la comida picante puede provocar varios padecimientos estomacales como irritación, sangrado en el tubo digestivo, alteración del ritmo cardiaco y aceleración del trabajo en el hígado.

no debes comer barbacoa ni chilaquiles para la cruda

No, no está bien ‘curarse’ la cruda con comida picante y más alcohol | Foto: Pexels/Pixabay

Pero estos problemas de salud no solo son a corto plazo, pues pueden provocar padecimientos tan graves como cirrosis, daños hepáticos, pancreatitis o agravar la diabetes y la obesidad.

Ali Tager, nutricionista y asesora de salud del Instituto de Nutrición Integrativa le dijo al medio estadounidense Insider que “deleitarse con la comida grasosa es en realidad lo peor que puede hacer por su cuerpo. El alcohol se descompone a través de la misma vía metabólica que la grasa, así que mientras su cuerpo está descomponiendo las margaritas que bebió anoche, tendrá que poner ese comida grasosa a un lado”.

Sin embargo, tu antojo por comida salada tiene una explicación muy lógica, y es que tu cuerpo está deshidratado, y cuando tu cuerpo elimina líquidos puede perder electrolitos, incluso sodio.

“Ten cuidado con la proporción de proteínas y carbohidratos de tu comida. Tu nivel de azúcar en la sangre puede ser bajo por el consumo excesivo de alcohol, así que asegúrate de que tu comida incluya un equilibrio saludable de carbohidratos y proteínas para mantenerlo estable”, agregó Tager.

Si quieres evitar la cruda evita el alcohol o toma agua antes, durante y después de las bebidas alcohólicas para que tu cuerpo no se deshidrate. Además, lo mejor para recuperarte son los jugos de frutas cítricas que eliminan el alcohol del cuerpo y la comida caldosa sin grasa para reponer el sodio y el potasio.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas