¿Por qué deberías comenzar a comer mandarina? Beneficios además de la vitamina C

Leilani Díaz

Llegó la temporada de mandarina, esa fruta pequeñita que en su interior esconde gajos rellenos de jugo y mucho sabor; de hecho, según la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, es el cuarto cítrico que más se cosecha en nuestro país, por lo que podemos considerarla como una de las favoritas de los mexicanos.

Su origen no está claro, aunque se cree que proviene del sureste asiático como Laos o Filipinas y más tarde, su cultivo se extendió hasta Europa y de ahí, al resto del mundo.

Sin embargo, la mandarina no solo es deliciosa, sino que también cuenta con una gran cantidad de propiedades, además de la ya conocida vitamina C (en promedio 23 miligramos por pieza), la cual ayuda a fortalecer el sistema inmunológico y a sintetizar mejor el colágeno.

Beneficios de la mandarina

  • Sus membranas e hilos blancos de los gajos contienen una gran cantidad de fibra y hesperidina.
  • La mandarina es rica en vitaminas A (ayuda a la visión y sistema inmune), B1, B2, B6, betacarotenos y aceites esenciales.
  • Ayuda a reducir el riesgo de contraer cáncer nasofaríngeo, debido a sus flavonoides, unos antioxidantes que combaten los radicales libres y evitan que estos envejezcan las células de la piel y los órganos.
  • La mandarina es rica en ácido fólico, compuesto que ayuda a la formación de anticuerpos del sistema inmunológico y a las mujeres embarazadas, las ayuda a evitar que el feto nazca con malformaciones genéticas.
  • Es baja en calorías. Al estar compuesta principalmente por agua, tiene menos azúcares que otros cítricos como la naranja; de hecho, cuenta con alrededor de 53 calorías por cada 100 gramos, lo que la hace una excelente fruta para consumir si estás a dieta.
  • También contiene potasio, calcio, magnesio, hierro, cinc y fósforo, lo que hace de este cítrico uno de los más nutritivos que podemos encontrar.

 

Te recomendamos:

 

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas