No volverás a usar los secadores de manos después de saber lo peligrosos que son

Alejandra Chavarria

El lavado de manos es una acción sumamente importante y se debe hacer de manera adecuada; ya que al realizar esta acción reduce de manera considerable el riesgo de padecer enfermedades respiratorias y estomacales. Ahora revelaremos un secreto muy bien guardado y no volverás a usar los secadores de manos después de saber lo peligrosos que son.

Poco se habla de la importancia de un buen secado de manos y los posibles riesgos para la salud de usar el famoso secador de manos. Aunque parecen ser prácticos y amigables con el medio ambiente, todo parece indicar que al utilizarlos estás echando a perder el frotar tus manos con jabón por más de 20 segundos.

Gracias a un estudio realizado por la Universidad de Connecticut, se demostró que si se utiliza los famosos secadores de manos de aire caliente lo más probable es que el lavado de manos no haya sido útil. Te contamos qué es lo que se encuentra detrás de este hallazgo.

Muy por el contrario de la creencia de que tus manos quedan secas y limpias, la realidad es que esto no es así; dichos secadores de aire caliente absorben las bacterias e incluso esporas y las lanzan directo a tus manos limpias.

¿Por qué no es bueno usar los secadores de manos?

Sobre esto, el investigador Ken Jennings explica: “Esos secadores eléctricos que calientan el aire duplicaban, de hecho, el número de bacterias de las manos de los sujetos durante el proceso de secado, y esos nuevos modelos de chorro de aire a inyección, esos que supuestamente lanzan un chorro a las manos a una velocidad de 650 kilómetros por hora, eran capaces de lanzar los gérmenes de las manos a dos metros a la redonda del aparato”.

Si bien no se tiene claro cuál es la parte del mecanismo hace que el secador de manos sea un foco de expansión de gérmenes, podría ser por la gran fuerza del aire al salir de la misma, y esto provoca que las bacterias de alrededor queden en tus manos.

De igual forma, se dio una posible solución para evitar este suceso, una de ellas es con filtros, aunque debes saber que el resultado no será efectivo; incluso, puede llegar a ser más efectivo el uso de toallas de papel para secar tus manos ya que las bacterias se reducen notablemente.

Ahora ya lo sabes, debes pensar dos veces si deseas usar el secador de manos después del lavado de tus manos en cualquier lugar, y si deseas sentirte más seguro de la limpieza, mejor usa toallitas de papel.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas