Factores que te ponen en riesgo de trombosis relacionada con la vacuna contra COVID-19

Alejandra Chavarria

En esta batalla contra el COVID-19 se han sumado diversos esfuerzos para mitigar los efectos del virus que ha puesto en jaque al mundo entero; uno de esos aspectos positivos es el de la vacuna contra coronavirus. Sin embargo, se han descubierto algunos factores de salud que podrían ponerte en riesgo de trombosis al aplicarte esta inmunización.

De ahí, que es muy importante tomar en cuenta que tener hábitos saludables es la clave para tener una mejor respuesta ante el tratamiento que busca detener los contagios provocados por el virus SARS-CoV-2. Recientemente se han lanzado estudios que indican que es posible desarrollar problemas en la sangre al aplicarse esta vacuna.

Alrededor del mundo se están llevando a cabo diversos estudios en donde analizan los efectos secundarios de las vacunas; especialmente los del laboratorio AstraZeneca, esto debido a que se reportaron personas con riesgo de trombosis después de haberse aplicado este tratamiento que evita un contagio de coronavirus.

Es importante tomar en cuenta cómo es que la vacuna podría complicarse| Fuente: @Pexels

La presencia de un coágulo sanguíneo supone un grave peligro para la salud de las personas, principalmente cuando este se aloja en un órgano o en una arteria estrecha. Es posible que se forme un émbolo que bloquea el flujo sanguíneo que puede derivar en un ataque cardiaco, embolia o accidente cerebrovascular.

Aunque los médicos especifican que es mejor que la gente se vacune contra COVID-19, también es importante conocer que entre el 2% y el 9% de las personas a las que se les aplica este tratamiento son propensos a desarrollar émbolos pulmonares; el permanecer mucho tiempo en cama puede aumentar este factor de riesgo.

Aunque recomiendan que es mejor aplicarse la vacuna contra COVID-19, también hay que tomar medidas | Fuente: @Pexels

Factores que hacen propensas a las personas a desarrollar problemas en la sangre tras aplicarse la vacuna

  • Píldora anticonceptiva

Recientemente se publicó una investigación en la que apuntaron a que este método era capaz de aumentar la coagulación en la sangre y por tanto resultar en problemas secundarios posterior a la aplicación de la vacuna contra COVID-19; en gran parte se debe a los estrógenos y progesterona que contiene el medicamento.

  • Obesidad

La obesidad provoca una inflamación crónica y una reducción de fibrinólisis -capacidad de descomponer los coágulos-; las personas obesas tienen más probabilidad de desarrollar un trombo de pierna. Los médicos destacan que las personas que padecen esta enfermedad tienen menor óxido nítrico que daña el revestimiento de los vasos sanguíneos.

Los investigadores continúan analizando qué te pone en riesgo de trombosis | Fuente: @Pexels

  • Tabaquismo

Las personas que consumen tabaco tienen una reducción en la cantidad de óxido nítrico en el cuerpo, lo que favorece que la sangre se quede adherida a las paredes y se formen más coágulos. Los componentes químicos hacen que la sangre se espese y esto dificulta el bombeo del corazón.

  • Cáncer y traumatismos

Una persona que ha sufrido un traumatismo importante puede notar cómo es que los vasos sanguíneo se dañan y a sus vez se desarrollan coágulos. El reposo prolongado, tratamiento y el diagnóstico de un tumor cancerígeno también hace propensas a las personas a padecer de problemas en la sangre.

Recuerda que en este tiempo de pandemia es mejor cuidar de la salud y bienestar del organismo para tener una mejor respuesta ante el tratamiento que combate el coronavirus.

Con información de CDC y Mayo Clinic

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas