¿Estás hinchada o subiste de peso? Todo lo que debes saber sobre el edema por calor

Belem Capetillo

No hay nada de malo en comer, ganar algunos kilos y que tu cuerpo cambie contigo, sin embargo, puede que esa pesadez que sientas no se deba a la comida. Hablemos sobre el edema por calor y si es que estás hinchada o subiste de peso; quizá lo tuyo sea un tema de salud que haya que tratar.

Desde hace varios días que México está que arde y no en el mejor de los sentidos, estamos siendo afectados por una onda de calor que trae consigo temperaturas de hasta 45º C en algunas zonas del país.

Las altas temperaturas afectan a todo ser vivo sobre la faz de la tierra, tus plantas necesitan más agua y ciertos cuidados especiales para mantenerse sanas, tus mascotas puede sufrir de un golpe de calor y tu cuerpo también está resintiendo los efectos de una temporada muy calurosa.

El calor hincha los cuerpos | Foto: Pexels

Entonces, ¿estás hinchada o subiste de peso?

Si estás experimentando dolores de cabeza, pereza y cambios de humor, puede que no seas tú, sino el calor. Las altas temperaturas podrían estar jugándole una mala pasada a tu organismo. El encargado de regular la temperatura corporal es el hipotálamo y este año está teniendo mucho trabajo.

Además, resulta que el cuerpo tiene que perder ese exceso de calor para agilizar el metabolismo, los vasos sanguíneos se dilatan y sus paredes pierden elasticidad. Todo eso provoca una mayor lentitud y peor circulación de la sangre y, en consecuencia, una mayor retención y acumulación de líquidos.

Puede traducirse en una subida de peso | Foto: Pexels

Esta distensión en los tejidos suele causar un aumento significativo de peso, es algo similar a lo que pasa cuando estás en tus días. Lo notarás sobre todo en pies, tobillos y piernas, prueba poniéndote el anillo de siempre, si te aprieta, estás hinchada.

Si notas que tus síntomas aparecieron a partir de que las temperaturas se elevaron, sabrás que tu subida de peso no está del todo relacionada con lo que comes. Sin embargo, no está de más que reduzcas la ingesta de sodio, te hidrates correctamente y añadas a tu dieta alimentos frescos. 

Si la hinchazón no cede con el paso de los días, visita a tu médico de cabecera para recuperar tu salud y ligereza.

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas