Mente y Cuerpo

El truco con hielo para detener un ataque de ansiedad o pánico en segundos

Las personas que padecen ciertas condiciones de salud mental pueden ver disminuidas sus capacidades, especialmente...

Alejandra Chavarria

Las personas que padecen ciertas condiciones de salud mental pueden ver disminuidas sus capacidades, especialmente cuando no saben cómo lidiar con ellas en los momentos más crudos. Por eso, ahora te compartiremos el truco con hielo para detener un ataque de ansiedad o pánico en segundos.

Para aquellos que creen que esta experiencia es por “llamar la atención”, deben saber que se trata de un momento realmente delicado en el bienestar de los pacientes; principalmente porque se desestima lo graves que estos pueden ser. Ahora, te damos un truco de los expertos en el manejo de estas crisis.

Una de las principales misiones de los expertos en estas actividades relacionadas con el bienestar de las personas es la que está ligada al manejo adecuado de las emociones que se experimentan ante situaciones de enojo, tensión, miedo, angustia, estrés, pero también ante emociones más felices.

Por este motivo, ahora daremos una herramienta para aquellos que tienen un diagnóstico relacionado con la ansiedad o con la depresión, esto les ayudará a tener una mejor gestión de aquello que sienten y no caer en un momento preocupante que pueden llevarlos a requerir de medicamentos o incluso de una contención o un tratamiento.

Lo mejor es que puedes recurrir a algo tan sencillo como ir a tu refrigerador para saber cómo controlar tus emociones de forma efectiva sin tener que pasar por un momento de tensión.

Paso a paso para detener un ataque de ansiedad y pánico de forma efectiva

La psicóloga Uma Naidoo y escritora del libro This Is Your Brain on Food,  es recomendable chupar un trozo de hielo para controlar tus emociones negativas o aquellas que te están atormentando.

De acuerdo con la experta, al chupar hielo esto ayuda a que el cerebro se enfoque en la actividad de lamer y no en la de los pensamientos ansioso, pues el cerebro modifica la percepción a través de las sensaciones en la boca; esto es gracias a que la amígdala no recibe el impulso cerebral.

Además, también hay una activación del sistema nervioso parasimpático en el que las personas se alejan de la negatividad. La saliva aumentará por lo que es una gran actividad distractora en medio de una crisis de ansiedad. Lo mejor es dejar que el hielo se derrita en la boca y no morderlo; además, puedes agregar un poco de manzanilla.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.