Cómo curar de espanto a un bebé o niño, según la UNAM

Alejandra Chavarria

¿Alguna vez has escuchado que una persona “está curada de espanto”? Esta es una de las frases mexicanas más populares que forman parte de la cultura mexicana, especialmente relacionada con la salud. A razón de ello, ahora te compartiremos cómo curar de espanto a un bebé o niño, según la UNAM.

A pesar de que parece ser una frase tradicional, la realidad es que sí existe una sintomatología que surge cuando se presenta una situación traumática que provoca miedo o estrés en las personas. Así que no, no es una simple expresión que se usa para los refranes populares.

El académico de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Rafael Zepeda compartió que hay una serie de síntomas que se presentan en las personas cuando se enfrentan a temores que no se pueden comparar o medir con aquellos miedos “normales” que surgen.

Zepeda detalló que esta situación está mayormente ligada a ese momento en el que las personas “pierden energía” y se sienten débiles después de haber atravesado un momento de terror que les afecta a nivel mental y emocional. Las culturas prehispánicas lo explicaban como “la pérdida del Tonalli”.

El “Tonalli” es la fuerza luminosa o calórica que tienen las personas, esta proviene del sol y el cuerpo tiene la capacidad de almacenar ese poder; sin embargo, ante un susto esta energía protectora puede “salirse de pronto”.

¿Cómo curar de espanto a alguien?

Para empezar, los síntomas más evidentes son: dolor de cabeza, mala calidad del sueño, debilidad, constante angustia o tristeza, extremidades frías, vientre hinchado o hipersensibilidad.

“Al experimentar una emoción muy fuerte por un susto o enojo su cuerpo va a producir hormonas de adrenalina que actúan contra la producción de insulina, lo cual dispara los niveles de glucosa”, por lo que es bueno dar un alimento para que el cuerpo compense esa producción disparada de ácidos gástricos que provocan malestares.

Lo más recomendable para curar de espanto a alguien es ayudarlo a nivel físico y emocional, impulsarlo a retomar su rutina y también promover la convivencia.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas