Cómo cuidarte en lo que te aplican la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19

Bárbara Olguín

Los laboratorios han sacado diversas vacunas contra el COVID-19. Con las campañas de vacunación a nivel mundial, el panorama ante la pandemia se ve más alentador y nos brinda esperanza de poder volver a la vida como la conocíamos antes del coronavirus.

Sin embargo, no podemos “bajar la guardia” aún, pues lo que la vacuna hace es protegernos de enfermar gravemente y ser hospitalizado por el coronavirus. Durante los primeros catorce días después de recibir la primera dosis de la vacuna la inmunidad aún no está completa. Y es que es necesaria la segunda dosis para lograr el mayor grado de inmunidad posible.

¿Y qué pasa mientras recibimos nuestra otra vacuna? ¿Cuáles son los cuidados que debemos tener? Aquí te damos esta guía para saber cómo cuidarte en lo que acudes a que te apliquen la segunda dosis de la vacuna. 

Estas medidas son las que puedes tomar mientras esperas por tu segunda dosis | Fuente: Unsplash

Antes de aplicarnos la vacuna, debemos investigar si somos alérgicos a ella. Después de aplicada, debemos estar atentos a los síntomas que podamos presentar. Los cuidados recomendados por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades buscan desacelerar la propagación del virus a nivel global. Por tanto, te damos esta guía de las medidas para continuar cuidándonos todos y poder frenar la pandemia.

  • Uso de cubrebocas

Los niños que tengan de dos años en adelante deben usar cubrebocas cuando se encuentren en público. Siempre hay que lavarse las manos antes de colocarse el cubrebocas y asegurarnos de que cubra nariz y boca correctamente. Debemos ajustarlo a los lados de nuestra cara. Si tenemos que acomodarlo constantemente, tenemos que buscar otro que nos quede correctamente, ya sea buscar otra marca o utilizar otro tipo de cubrebocas. Tiene que permitirnos respirar con facilidad.

El uso de cubrebocas es obligatorio en todo tipo de espacio público, como aviones, autobuses u otros medios de transporte, así como aeropuertos y estaciones.

Los niños a partir de dos años de edad pueden usar ya cubrebocas | Fuente: Unsplash

  • Mantener distancia

Dentro de casa, debemos evitar contacto con las personas enfermas. De ser posible, mantener 1.5 metros de distancia entre los miembros de la casa. Si estamos fuera de casa, también es recomendable mantener esa distancia con las demás personas. Y es que quienes no tienen síntomas pueden propagar el virus. Estar en espacios con mucha gente aumenta el riesgo de contraer COVID-19. Evitemos los espacios cerrados, por lo que es muy recomendable abrir puertas y ventanas para que el aire fresco ingrese.

  • Lavado frecuente de manos

El lavado de manos frecuente con agua y jabón durante al menos 20 segundos nos puede salvar de contagiarnos. Sobre todo, después de estar en un lugar público, sonarnos la nariz, toser o estornudar.

Siempre lavarnos las manos antes de: preparar la comida, de comer, de tocarnos la cara. Antes y después de ir al baño, después de salir de lugares públicos, después de  manipular el cubrebocas, de tocar a nuestras mascotas, de cuidar a personas enfermas. Si no contamos con agua y jabón cerca, usar desinfectante de manos que contenga al menos 60% alcohol y evitemos tocarnos la cara si no nos hemos lavado las manos.

  • Cubrirse al estornudar

Cuando tenemos el cubrebocas puesto, podemos estornudar con él. Debemos cambiarlo después de hacerlo, por uno que esté nuevo y limpio. Y, sobre todo, lavarnos las manos después. Si no tenemos un cubrebocas, cubrirnos la boca y la nariz con un pañuelo desechable o con la parte interna del codo y evitar escupir. La recomendación es que nos lavemos las manos con agua y jabón y utilizar un desinfectante.

Cuida de ti después de tu primera dosis de la vacuna contra el COVID-19 | Fuente: Unsplash

  • Limpiar y desinfectar

Es importante desinfectar todas las superficies que tocamos con frecuencia, como las mesas, manijas de las puertas, controles remotos, teclados, interruptores de luz, escritorios, teléfonos, grifos y demás. Limpiarlas con agua y jabón primero y luego desinfectar.

  • Monitorear nuestra salud 

Siempre estar atento a los síntomas que presentamos, ya sea tos, fiebre, dificultad para respirar.

El uso de cubrebocas en todo espacio público es importante, así nos cuidamos todos | Fuente: Unsplash

Recuerda que estas medidas nos pueden ayudar a frenar la pandemia y que esto es un trabajo en equipo para que podamos cuidar de nuestra salud y de los demás. Así lograremos recuperar algo de nuestra vida anterior a la pandemia. Juntos podremos lograrlo.

¿Qué piensas sobre estos cuidados mientras te aplican la segunda dosis de tu vacuna contra el COVID-19?

***

No te pierdas todo el contenido de Viviendo En Casa en YouTube.

Escrito por
Bárbara Olguín

Relacionadas