¿Fan del pollo rostizado? Comer la piel del pollo es excelente para la salud

Leilani Díaz

El debate con respecto a si comer la piel del pollo es malo para la salud o no, es tan añejo como el de la gallina y el huevo; muchas personas tienden a separar la carne de este otro tejido porque consideran que engorda, guarda toxinas, y está hecha de pura grasa saturada. Sin embargo todos estos son solamente mitos que le crean mala fama a esa deliciosa y crujiente piel del pollo.

“La piel del pollo ha tenido una mala reptación por ser alta en grasas, pero la mayor parte de la grasa en la piel del pollo es grasa insaturada saludable y cocinar con la piel mantiene el pollo sabroso y húmedo por lo que no es neceseario agregar tanta sal ni usar una capa empanizada” explicaron el doctor Walter Willett de la Escuela de Salud Pública de Harvard y Amy Myrdal Miller, Directora Residente del Instituto Culinario de América.

Los especialistas agregaron que las grasas insaturadas son el tipo de grasa más saludable, ya que consumirlas en vez de pasarla comiendo azúcares y granos refinados, puede mejorar los perfiles de colesterol en la sangre y reducir los triglicéridos (lo que a su vez disminuye el riesgo de enfermedades cardíacas).

Las grasas insaturadas también las podemos encontrar en otros alimentos como aceites vegetales, en los cacahuates, almendras, nueces, aguacates, salmón y atún enlatado.

Si tomamos en cuenta lo anterior, y que además dejar la piel del pollo durante la cocción mantiene la carne más húmeda y con mejor sabor, podríamos decir que comerla es bueno para la salud siempre y cuando no lo hagas todos los días.

¿Cuántas calorías tiene la piel del pollo?

Recuerda que aunque esta parte del pollo esté formada prácticamente de puras grasas “buenas”, la realidad es que también tiene más omega-6 que otras carnes, lo cual puede aumentar la inflamación en el cuerpo.

Además, comer la piel del pollo únicamente agrega 50 calorías extra a las 280 que contiene en promedio una pechuga completa.

Eso sí, si la piensas comer, asegúrate de que esté bien cocida y no agregues más aceite.

 

Te recomendamos:

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas