El caldo de pollo es bueno para el estado de ánimo y reducir la ansiedad

Loretta Chantiri
caldo de pollo con verduras

Nada como un buen caldo de pollo cuando nos sentimos mal de nuestra panza o de la gripe, pero también de nuestras emociones, pues resulta que este platillo tan típico de la cocina casera es bastante bueno para mejorar el estado de ánimo y aliviar otro tipo de problemas psicoemocionales como la ansiedad.

Muchas son las personas que sienten alivio al probar un rico caldo de pollo, no por nada las mamás y abuelitas siempre nos servían un tazón de esta sopa para hacernos sentir mejor cuando pequeños.

Aunque claro, su efecto beneficia tanto a chicos como a grandes y no solo por que sea un platillo sabroso y calientito, sino que hay toda una explicación científica en torno a sus beneficios para mejorar el animo y más.

Beneficios del caldo de pollo

Se sabe que la carne de pollo contiene una sustancia llamada triptófano presente en otros alimentos como el pescado, aguacate, algunos lácteos y cereales, entre otros. Esta sustancia es un aminoácido que nos provoca una sensación reconfortante cuando la consumimos.

Además, el triptófano eleva nuestros niveles de serotonina, también conocida como la hormona de la felicidad, razón por la que el caldo de pollo puede mejorar el estado de animo.

caldo de pollo amarillento con cilantro

(Foto: Freepik)

Pero los efectos del triptófano van más allá, pues este aminoácido mejora los trastornos del sueño, tales como el insomnio, generados ocasionalmente por ansiedad, logrando así un sueño mucho más reparador.

Esto se debe también a que el triptófano encontrado en el caldo de pollo regula los niveles de melatonina hormona que regula el sueño y ayuda también ayuda a que el sistema inmunológico funcione de manera adecuada.

Es importante saber que las defensas del organismo están estrechamente relacionadas con el estado ánimo. Si las defensas bajan, es probable que no sintamos decaídos.

¿Por qué es tan efectivo para mejorar el animo?

A diferencia de otros platillos con pollo, el caldo de pollo posee el beneficio de la temperatura, el cual funciona de la misma manera en los tés e infusiones.

El calor concentra de manera óptima los nutrientes de sus alimentos, por lo que sus efectos son más óptimos que en otro tipo de cocción. Es decir, el triptófano y otras propiedades del pollo se concentran en el caldo, más que en la propia carne del animal.

Por otra parte, el caldo de pollo es una comida ideal para tratar enfermedades estomacales, por lo que es de fácil digestión brindando alivio a quien lo consuma.

Y finalmente, es bien sabido que los alimentos líquidos calientes como el té, infusiones, sopas en general, son bastante reconfortantes, especialmente en temporadas de frío.

Así que ya lo sabes, no dudes en preparar un rico caldo de pollo cuando tu estado de animo este algo decaído.

¿Qué receta de caldo de pollo es tu favorita?

***

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas