Ashwagandha: Cómo se toma y quién no puede consumir esta hierba para dormir

Belem Capetillo

Cuando se trata de salud, hay quienes eligen la medicina alópata mientras que otros prefieren la medicina alternativa. Y en los últimos años han ganado especial popularidad las plantas curativas que tienen sus pros y contras, esta vez hablaremos sobre la ashwagandha y quién no puede consumir esta hierba para dormir.

Su nombre científico es Withania somnifera y dice mucho acerca de sus beneficios. Se trata de una planta de origen hindú que crece ya en varias regiones del mundo y que es parte importante de la tradición ayurvédica.

Es una hierba considerada casi milagrosa para reducir el estrés, la ansiedad y prevenir el insomnio. Es muy utilizada para tratar problemas de salud mental, pero también se dice que sirve para perder peso, reducir los niveles de azúcar en la sangre y mejorar la salud cardíaca.

Su uso es recomendado solo en algunos casos | Foto: Pinterest bonappetit.com

Cómo se toma la Ashwagandha y quién no puede consumir esta hierba

La ashwagandha contiene alcaloides, componentes analgésicos y sedantes, también lactonas esteroidales, sales minerales, flavonoides y trietilenglicol, estos últimos promueven un estado de ánimo positivo y un descanso reparador.

Es evidente por qué se ha puesto de moda y las razones por las que todo el mundo quiere consumirla. Se consume el extracto de raíz, 100 mg al día en suplemento durante un máximo de 12 semanas, según indica MedlinePlus. También sugieren algunos medios un consumo de 3 a 5 gramos al día en té por la mañana y un poco antes de ir a la cama.

Sin embargo, no es buena idea consumirla sin respaldo médico porque tiene un efecto somnífero que, en dosis elevadas, puede interferir con el desempeño. Por supuesto no es compatible con otros somníferos ni con ansiolíticos y antidepresivos como el zolpiden, el clonazepam, la sertralina y algunos otros, pues agrava la somnolencia.

Tiene varias contraindicaciones | Foto: Pinterest theherbalacademy.com

Hay otros casos en los que no se recomienda:

  • Durante el embarazo y la lactancia
  • En niños menores de 12 años
  • En casos de hipertiroidismo
  • Cuando hay hemocromatosis
  • Cuando se consumen medicamentos para la hipertensión o para el colesterol alto

A menos de que tu médico de cabecera lo apruebe, si estás atravesando alguna de las situaciones antes descritas, es mejor que no pruebes con la ashwagandha, pues podrías agravar tus padecimientos.

En Viviendo en Casa proporcionamos información de salud con fines de divulgación que de ninguna manera sustituye valoraciones médicas o consultas de cualquier profesional de la salud.

Prueba con remedios naturales, pero nunca poniendo en riesgo tu salud.

***

No te pierdas el mejor contenido de Viviendo en Casa en YouTube.

Escrito por
Belem Capetillo

Relacionadas