¿A dieta en Navidad? Espagueti de calabacitas a la bolognesa (sin carbohidratos)

Leilani Díaz

¡No rompas la dieta en estas fiestas decembrinas! Mejor prepara un platillo igual de delicioso pero bajo en calorías y carbohidratos; una excelente opción es un espagueti de calabacitas a la boloñesa; lo puedes comer incluso si estás en una dieta keto.

Las calabacitas (o zucchini, como la conocen en muchos lugares) cuentan con muchísimos beneficios para la salud, además de que tienen solamente 25 calorías por cada 100 gramos y entre 3 y 6 gramos de carbohidratos en la misma porción. ¿No te parece increíble?

Ojo, a la hora de preparar tu espagueti de calabacita es importante que no lo sobrecalientes para que quede ligeramente crujiente y así, conserves la mayoría de los nutrientes de la verdura.

Lo mejor de esta receta es que puedes adaptarla a tu gusto, es decir, además de calabacitas, puedes agregarle betabel a la “pasta” o cambiar la boloñesa por una salsa de quesos, pesto o la que más te guste. Eso sin mencionar que es una gran manera de hacer que los niños coman verduras.

Ingredientes

  • 4 calabacitas lavadas
  • 1/4 de cebolla rallada
  • 1 zanahoria en cubitos diminutos
  • 1/2 taza de salsa de tomate
  • 1/2 taza de vino tinto
  • Tomillo al gusto
  • 250 g de carne molida magra
  • 1 cucharada de queso parmesano rallado

Cómo hacer tu espagueti de calabacitas a la boloñesa

  1. Corta los extremos de las calabacitas y con ayuda de un pelador, córtalas en láminas largas, retirando las semillas.
  2. Luego, corta cada lámina en tiras delgadas o si lo prefieres, puedes utilizar un cortador de verduras en espiral para cortar las calabacitas en forma de espagueti.
  3. Después calienta un sartén y coloca un poco de aceite.
  4. Saltea el espagueti de calabacita, puedes moverlo suavemente con una palita de madera hasta que se cocine.
  5. Retira del fuego y reserva.
  6. En un sartén con otro poco de aceite, añade la cebolla y la zanahoria; cocina hasta que la cebolla cambie de color.
  7. Agrega a ese mismo sartén la salsa de tomate, el tomillo y el vino.
  8. Deja ahí hasta que la salsa se reduzca, es decir, que se evapore el exceso de líquido y quede más espesa.
  9. En otro sartén pon a cocer la carne, no agregues más grasa, puedes hacerlo con un poco de agua, sal y pimienta.
  10. Agrega la carne a la salsa.
  11. Sirve la salsa sobre la pasta de calabacitas y decora con el queso.

 

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas