¡Haz tu propia careta casera para protegerte del Covid-19! Te decimos cómo

Loretta Chantiri

Seguramente al salir a hacer el super, o cualquier otra actividad haz notado a una gran cantidad de personas que además del cubrebocas para protegerse del Covid-19, llevan una de estas curiosas caretas protectoras que también venden en diferentes lugares y hasta en puestos callejeros. Si quieres empezar a portar una, haz la tuya en vez de compararla, te explicamos cómo, es muy sencillo.

Como ya lo habrás notado, el cubrebocas ya es parte de nuestra vestimenta del día a día, y así seguirá siendo por un largo tiempo al cual también se añaden las famosas caretas protectoras que si bien no son obligatorias como el cubrebocas, son muy recomendables ya que reducen considerablemente el riesgo a contagiarse cuando se está en la calle.

En sí, estas caretas no son caras, pero posiblemente las personas que ya se encuentran comercializándolas abusen un poquito de la situación elevando su precio más de lo normal. Cosa que no debe angustiarnos si deseamos portar una ya que en vez de comprarlas podemos fabricarlas por cuenta propia con muy poquito dinero.

Únicamente necesitarás seis artículos que a continuación te compartimos, y unos cuantos minutos para sentarte, relajarte y hacer una manualidad que también podrías hacer con tus hijos y así pasar un rato divertido realizando algo completamente diferente a lo habitual.

(Foto: iStock)

¿Qué necesitas?

  • Laminas de acetato, una por careta (las puedes encontrar en papelerías y tiendas de artículos escolares o de oficina como Lumen u Office Depot)
  • Diadema de plástico
  • Fieltro
  • Una esponja
  • Velcro
  • Silicon

¿Cómo se hacen?

  1. Recubre la parte interna de la diadema con fieltro y con cuidado pégalo con el silicon caliente. Esto la hará más cómoda y evitará que te lastime.
  2. Toma la esponja y recorta un rectángulo no muy grueso, de unos dos centímetro será suficiente y pégalo en la parte interior de la diadema justo en medio, en donde irá tu frente. Esto te ayudará a crear una ligera distancia entre tu rostro y el acetato.
  3. Una vez cubierta y pegada la esponja, pega con el silicon una de las partes del velcro en el exterior de la diadema, de preferencia que llegue a los extremos para que el acetato se ajuste bien al contorno de la diadema y el rostro.
  4. Antes de pegar el otro lado del velcro en el acetato, asegúrate de medir bien dónde lo colocaras para que haga juego con la parte que ya está pegada en la diadema.
  5. Ahora coloca el silicon caliente directo en el velcro restante, y con cuidado pégalo al acetato.
  6. Déjalo secar y listo. ¡Ya puedes usar tu careta!

Recuerda que esta no sustituye al cubrebocas, solo es un protección extra, así que si vas a salir lo recomendable es ponerte ambos.

Haz la prueba y cuéntanos cómo te quedaron tus caretas protectoras caseras.

Escrito por
Loretta Chantiri

Relacionadas