Truco para disolver rápido el chocolate en polvo y evitar grumos, sin licuadora

Alejandra Chavarria

¿Cuántas veces no te ha pasado que intentas prepararte una deliciosa leche con chocolate en polvo y lo único que consigues es que se hagan plastas en la superficie. No te preocupes, porque ahora te daremos uno se los secreto de cocina mejor guardados: el efectivo truco para disolver rápido el chocolate en polvo y evitar grumos, sin licuadora.

Una de las experiencias más extrañas cuando hablamos de la preparación de bebidas es la que ocurre con el chocolate, principalmente porque en muchas ocasiones se forman algunas bolitas en la parte superior de la taza que son muy complicadas de destruir. ¿Algo va mal en el proceso de preparación? Aparentemente sí, según los expertos.

De acuerdo con la información, la razón por la que esto sucede es porque la leche tiene grasas, proteínas y sales en agua; su contenido protéico tiene caseínas que actúan como un emulgente. ¿Qué quiere decir todo esto? Que la grasa de la leche hace muy difícil que se separe del agua, razón por la que surgen los grumos. 

Y si bien puede parecer que te estás bebiendo una mezcla homogénea, la realidad es que se trata de una dispersión o una emulsión estable, como explican los expertos de la Universidad de Zaragoza.

Estos son los mejores tips para disolver rápido el chocolate

Consumir una deliciosa leche con cacao en polvo podría ser un tanto complicado, especialmente porque se hacen grumos que pueden ser un poco desagradables para quien ingiere la bebida que puede tener un poco de formaciones en la parte superior.

Ahora te daremos un par de consejos mediante los cuáles vas a disolver mejor tu chocolate en polvo:

  • En leche caliente; Se recomienda que primero pongas el chocolate caliente y luego añadas un poco de leche tibia o caliente hasta un tercio de la taza, acto seguido mezcles muy bien. Una vez erradicados los grumos, termina de agregar el líquido restante. Esto hará que sea más fácil de disolver
  • En el caso de la leche fría: Primero debes agregar el polvo y poner una pequeña porción de leche, como del ancho de un dedo. Después metes el contenedor al microonda y mezclas bien. Así se disolverá y la siguiente cantidad de leche puede ser de líquido frío
  • Si tienes más tiempo, puedes poner a hervir leche con el chocolate en polvo. Dejarlo que se enfríe a temperatura ambiente y después guardarlo en el refrigerador. Así, no tendrás ni un grumo.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas