Cómo hacer 1 litro de leche de almendras para tus postres y desayunos light

Leilani Díaz

La mayoría de las veces, cuando intentamos cuidar nuestra figura o somos intolerantes a la lactosa, optamos por cambiar el consumo de lácteos por una saludable leche de almendras para nuestros postres y platillos; sin embargo, a la hora de ir al supermercado, los precios de estos productos pueden sorprendernos. La buena noticia es que puedes preparar tú mismo esta bebida, los beneficios serán los mismos pero a un costo mucho más bajo.

Si bien, la leche de almendras no cuenta con toda la fibra que tienen las almendras enteras, sí tiene otros muchos beneficios para la salud pues es rica en vitamina D, calcio, vitamina E y cuenta con cantidades considerables de potasio y magnesio.

Lo mejor de todo, es que esta bebida es baja en carbohidratos y calorías pues tan sólo una taza (sin azúcar) contiene 39 calorías; es decir, el equivalente a la mitad de una taza de leche descremada.

La leche de almendras es rica en vitaminas y minerales | Foto: Pexels

Ingredientes:

  • 1 taza de almendras
  • 1 litro de agua
  • Cardamomo (opcional)
  • Colador de tela o malla fina para filtrar

Cómo hacer leche de almendras casera

Vierte agua en la taza con almendras hasta que las cubra y déjalas remojando toda la noche; esto ayudará a que sean más fáciles de licuar y sobre todo, para dar una consistencia más cremosa a la bebida.

  1. Al día siguiente, enjuaga muy bien las almendras con agua fresca.
  2. Licúa las almendras remojadas con el litro de agua potable y deja allí hasta que queden completamente disueltas en el agua.
  3. Puedes agregar unas cuantas semillas de cardamomo y seguir licuando para darle un poco más de aroma y sabor a tu leche, además esta especia es rica en vitaminas B y C, entre otras propiedades; esto es opcional, puedes omitirlo si así lo deseas.
  4. Cuando obtengas una pasta homogénea, usa el colador de tela (o un pedacito de tela delgada y limpia) y vierte la leche de almendra sobre ella pero dentro de una jarra.

    Puedes usar una tela o malla delgada para colar los restos de leche de almendras | Foto: YouTube loletabyloleta

  5. Exprime la leche de la bolsa hasta que sólo quede la harina de almendras bien seca (ojo porque esa harina puedes usarla para preparar hot cakes, pan u otros postres keto).
  6. Tapa la leche de almendras y listo, puedes consumirla o almacenarla en el refrigerador por hasta 5 días. Agita antes de usar.

Te recomendamos:

Suscríbete a nuestro canal de YouTube para otras recetas saludables, hacks para el hogar y mucho más.

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas