Cómo ablandar el pan duro y hacer que parezca recién horneado

Alejandra Chavarria
pan duro como recien horneado

El pan crujiente recién horneado es el favorito de muchos por su olor y esa textura crujiente que tanto nos gusta para acompañar las comidas. Sin embargo, si no se guarda correctamente o no se come de inmediato, es seguro que tú pan se hará viejo y duro. Si ya te ocurrió y ahora no sabes qué hacer con tus piezas de pan, existe una forma para que puedas salvarlo y hacer que el pan parezca recién horneado.

Cada vez que nuestro pan de hace duro, tenemos el impulso de tirarlo a la basura porque creemos que ya no sirve, pero vaya que todavía podemos sacarle provecho. Sigue este truco para devolverle la suavidad a tu pan y que ya no se desperdicie.

Se trata de que en tan solo en unos minutos puedes volver a disfrutar de la suavidad de tu bolillo gracias al truco que “A la Cocina con Jacobina” compartió a través de su cuenta de Instagram.

La Maestra Jacobina es una cocinera que, a través de sus perfiles en redes sociales, que incluyen Instagram, YouTube y hasta TikTok, comparte una serie de recetas y tips para lucirnos en la cocina y en esta ocasión nos dice qué podemos hacer con el pan duro.

¡No los tires! Pon en práctica este truco para ablandar el pan duro

No hay nada más decepcionante que en algún momento se te antoje hacerte un torta para el desayuno del día, pero no esperabas encontraré con que tu pan se ha hecho viejo y duro. No te preocupes, porque con este secreto de la abuela pronto lograrás ablandarlo de nuevo.

Lo que necesitarás:

-Bolsa de papel
-Agua en atomizador

Paso a paso:

Primero con ayuda del atomizador, rocía una bolsa de papel con algo de agua, pero procura que la humedad no rompa la bolsa.

Mete las piezas de pan duro en la bolsa y luego colócala en una charola.

Lleva los panes al horno. Es muy importante que tengas cuidado de que la bolsa de papel no roce con las paredes pues podría quemarse.

Enciende el horno a temperatura media (entre 170° y 190°). Deja calentar por alrededor de 5 minutos y después retira.

Cabe mencionar que este método aplica cuando tienes varias piezas de pan, pero en cambio si solo es 1 o un par puedes poner un sartén al fuego y una vez que esté caliente para rocíarlo con un poco de agua.

Deja por alrededor de 3 minutos y retira. Finalmente la humedad se encargará de dejar tu pan suave y esponjoso otra vez. Este truco también funciona con pan dulce.

Consejos para conservar el pan por más tiempo

-No lo guardes en bolsas de plástico, ya que este material no permite el paso del aire y atrapa la humedad en su interior.

-No dejes la bolsa con pan cerca de los espacios calientes de tu cocina, como la estufa o el horno.

 

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas