Receta de calabaza en tacha: El dulce tradicional para el día de muertos

Leilani Díaz

Uno de los postres más tradicionales de esta temporada otoñal es el dulce de calabaza, un delicioso platillo que nos remonta a las festividades por el día de muertos y que, por lo tanto, es reconfortante para el alma y el estómago. Así que si quieres prepararlo este año para recibir a tus seres queridos el 1 y 2 de noviembre, acá te contamos la receta para preparar calabaza en tacha en casa.

El origen de la calabaza en tacha

La historia de este dulce tiene su inicio en la época de la Colonia, cuando los ingenios azucareros utilizaban unas enormes calderas llamadas tachos para transformar la caña en jarabe de azúcar o en piloncillo.

Aprovechando estos instrumentos, comenzaron a caramelizar calabaza de castilla (llamada así por la reina Isabel de Castilla, quien al conocer esta fruta, le gustó tanto que decidió nombrarla en su honor).

El dulce de calabaza en tacha tiene su origen en la época de la colonia | Foto: Instagram
chefjuliorivera / Unsplash

Ingredientes:

  • 1 calabaza mediana (aprox 2 kilos)
  • 1 naranja
  • 2 piloncillos pequeños o medianos
  • 4 tazas de agua
  • 3 ramitas de canela
  • Opcional: Anís y clavo, si deseas un sabor más intenso

¿Cómo hacer calabaza en tacha?

  1. Corta la calabaza en tres y, según tus gustos puedes dejar las semillas y las cuerdas o retirarlas y prepararlas aparte.
  2. Vierte las ramitas de canela con los piloncillos, la naranja cortada en rodajas y las 4 tazas de agua dentro de una olla grande.
  3. Ponla a calentar a fuego medio-alto y déjala allí hasta que comience a hervir el agua.
  4. Una vez que los piloncillos comiencen a disolverse, revuelve de vez en cuando hasta que se terminen de deshacer en el líquido.
  5. Cuando esto ocurra, agrega los primeros pedazos de la calabaza con la piel mirando hacia abajo y después, los siguientes pedazos ponlos con la piel mirando hacia arriba. No pasa nada si las calabazas sobresalen por encima del agua, de cualquier manera esta fruta irá liberando sus jugos y con el vapor se terminará cociendo bien.
  6. Tras meter la calabaza en la olla, tápala y baja la flama para que se cocine a fuego lento durante 30 minutos; después de ese tiempo, verifica que esté suavecita y si lo está, significa que ya está lista.
  7. Retira los trozos de calabaza y colócalos sobre una charola o recipiente que soporte el calor; cubre con papel aluminio y deja que el líquido en la olla se siga cociendo hasta que reduzca (o sea que se haga más espeso).
  8. Cuando el jarabe vuelva a hervir, sube el fuego a medio alto y revuelve de vez en cuando hasta que espese bien.
  9. Ahora sí, puedes agregar el jarabe a los trozos de calabaza y servir o dejar enfriar, de hecho el sabor será mucho mejor si dejas reposar tu calabaza en tacha toda la noche.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Instagram y Youtube.

Te recomendamos:

Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas