5 Trucos de las abuelitas para que el arroz te quede perfecto

Pamela Rodríguez Ordaz

El arroz es un alimento básico en la cocina mexicana, pero no es tan fácil de preparar como parece, puede que te quede muy seco, duro y hasta se pegue en la olla, o, por el contrario, puede quedar batido, gomoso y hasta deshacerse, pero no te preocupes, no es imposible, por eso hoy te daremos 5 trucos de las abuelitas para que el arroz te quede perfecto.

A modo de broma, muchas personas dicen que “si puedes preparar arroz, puedes preparar lo que sea”, y quizá no sea verdad, pero lo cierto es que obtener un arroz esponjocito, delicioso y sin que se te bata, no es algo que pase de un día para otro.

Si eres primeriza o primerizo estos consejos te resultarán muy útiles para evitar dolores de cabeza, cazuelas quemadas y arroz que termina siendo atole o, peor, en la basura.

El agua es uno de los peores amigos y enemigos del arroz | Fuente: Pexels

5 Trucos de las abuelitas para que el arroz te quede perfecto

  • Lava el arroz

Además de eliminar bacterias o hasta posibles bichitos que queden en el arroz, es necesario lavarlo, además, el almidón que queda suelto hace que sea más pegajoso. Enjuágalo hasta que el agua sea más clara, hazlo en una coladera para evitar el desperdicio de granos.

  • Fríelo

Antes de ponerle agua, salsa de jitomate, con cebolla, poblano o como sea que lo vayas a preparar, fríelo con un poco de aceite hasta que tome un color doradito.

  • Vinagre

Si quieres evitar que el arroz se te pegue agrégale un chorrito de vinagre, pero no demasiado para que no tome ese sabor tan característico.

  • Calcula el agua

Uno de los mayores errores que cometemos al cocinar arroz es poner demasiada o muy poca agua, el secreto está en que por cada taza de arroz se utiliza 1 ½ tazas de agua.

  • Cuida el calor

No pongas el arroz en el fuego demasiado intenso, necesitas un hervor a fuego medio y cuando comience lo más recomendable es poner la flama media baja y taparlo, pero no por completo para que el vapor se libere.

Minutos después revisa tu arroz y si ves que se han formado algunos agujeros o espacios, tápalo por completo y baja el fuego lo más que puedas.

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook e Instagram.

Te recomendamos:

Escrito por
Pamela Rodríguez Ordaz

Relacionadas