El ancestral remedio casero para calmar la ansiedad que debes probar

Leilani Díaz
remedio-casero-ansiedad-te-manzanilla-5-de-mayo-2020

La sabiduría de nuestras abuelitas nos ha dejado grandes lecciones y consejos para cuidar de nuestro cuerpo, desde el cuidado de la piel con mascarillas naturales, hasta tés e infusiones de hierbas medicinales para aliviar la ansiedad.

En ocasiones, los remedios caseros son la mejor opción para algunos problemas y el más conocido e infalible de ellos es precisamente del que hablaremos hoy: la manzanilla.

Esta plantita tiene múltiples beneficios, como calmar el dolor abdominal, por su gran poder desinflamante; pero en el caso del tratamiento del estrés o la ansiedad, su aroma suave y su delicado sabor, son algunas de sus propiedades calmantes.

Una infusión con manzanilla, trae a la persona afectada una gran sensación de calma, lo cual -a su vez- ayuda a bajar los niveles de estrés y ansiedad. Se aconseja realizar algunos ejercicios de respiración para potenciar las propiedades calmantes de este remedio casero.

Además, al ser rica en antioxidantes promueve la somnolencia, por lo que es recomendable para tratar trastornos de sueño.

remedio-casero-ansiedad-te-manzanilla-flores-5-de-mayo-2020

Unsplash

¿Cómo usar la manzanilla para la ansiedad?

La manera más sencilla es hacer una infusión con la planta, aunque también se puede usar como aceite esencial en difusores para aprovechar su aroma tranquilizante.

Cabe mencionar que no hay una cantidad específica de manzanilla que debas agregarle al agua caliente para preparar una infusión.

Como tip, puedes comprar flores de lavanda y hojas de cedrón; hervir agua y agregar la manzanilla junto con estos ingredientes mencionados y dejarlo reposar 5 minutos. Después podrás disfrutar de esta infusión en una taza antes de dormir.

Aceite relajante, otro remedio casero infalible

También puedes realizar un aceite casero a base de manzanilla. Sólo necesitas los siguientes ingredientes:

  • 30 ml de aceite de jojoba, almendras o linaza orgánica
  • 1 ramillete de manzanilla fresca
  • 2 recipientes de vidrio con tapa
  • 1 filtro o colador fino
  • 1 envase de vidrio con tapa pequeña (para guardar el aceite)

 

  1. Lo primero es cortar los tallos de la manzanilla y en uno de los recipientes de vidrio con tapa, agrega aceite hasta cubrir las flores.
  2. Cubre el recipiente y déjalo reposar por 15 a 20 días en un lugar fresco y sin luz.
  3. Después de ese tiempo, retira las flores del aceite y cuélalo. Ahora puedes guardar el aceite en otro envase o recipiente de vidrio y usarlo por las noches para relajarte y dormir profundamente.
Escrito por
Leilani Díaz

Relacionadas