No más “mordida de burro”: Los errores que debes evitar al cortarle el pelo a tu perro

Leilani Díaz
errores-al-cortarle-el-pelo-a-tu-perro-4-de-mayo-2020

Mayo apenas comienza y el calor ya ha convertido al asfalto en una sartén colosal. Dentro de mi apartamento, Dalí, mi pobre y acalorado perro mestizo, encuentra alivio tumbándose sobre el frío mosaico (situación inusual si tomamos en cuenta que rara vez abandona su cama).

Uno de estos días, mientras trabajaba en la sala y vi a mi peludo amigo desparramándose -literalmente- en el piso de la sala, recordé haber escuchado al veterinario decir que los perros no sudan, por lo tanto, les es un tanto más complicado poder regular su temperatura corporal. Y por si fuera poco, en este momento no podemos llevarlos a la estética por un buen corte de pelo debido a la cuarentena.

¿Será un buen momento para sacar tu lado más valiente y creativo, tomar unas tijeras y ayudarle a tu perro con un buen corte de pelo? (sin dejarlo tuzado, claro).

Si te atreves, aquí te dejo algunos de los errores más comunes que deberías evitar.

Aventarte sin saber lo que haces

Vale, ninguno de nosotros es un estilista canino, sin embargo, es necesario que investigues cómo cortarle el pelo a tu perro antes de llevarlo a cabo. Puedes buscar en YouTube algunos tutoriales que te despejarán dudas, regalarán consejos expertos y probablemente hasta te brinden algo de confianza extra; intenta no sólo ver videos sobre la raza de tu perro, ve más allá y aprende de los que saben.

 

No invertir

Otra de las ideas erróneas es pensar que por hacerlo en casa será gratis. Lo mejor será que adquieras una buena máquina de afeitar para perros, la cual puede variar en costo si la buscas por internet, pero lo cierto es que para comprarla deberás soltar un par de billetes.

Claro, esto depende en parte de la raza de tu perro, es probable que sólo quieras un despunte para tu pomeranian, en cuyo caso no necesitarás de esta herramienta.

¿Cómo rasurar a tu perro?

OJO aquí, porque si ya te hiciste de una buena máquina para afeitar perros, evita usar el peine guia en sus patitas, ya que podría resultar irritante para él.

De preferencia, usa la cuchilla directamente sobre la piel de las patas y cabeza, eso sí, con mucho cuidado al pasar por la zona de los ojos y orejas.

Otro consejo es que observes el número de la cuchilla que usarás, pues cada una puede dejar distintas longitudes de pelo. No queremos que dejes a tu perro como un polluelo recién nacido, ¿verdad?

Además, es importante recalcar que -preferentemente- también necesitarás una segunda máquina de afeitar más delgada para poder quitar el pelo de la cara de tu perrito sin lastimarlo.

Hacerlo en el primer lugar que veas

No, tu cama o la cocina no es la mejor idea. Encuentra un espacio amplio donde puedas hacerlo sin tener que sortear obstáculos y que no te cause conflicto dejar cubierto de pelo. Pero ten cuidado, porque hacerlo afuera de casa, como en el pasillo o la azotea, tampoco es el mejor lugar ya que el aire podría hacer volar todo el pelo de tu perro y desatar una guerra con tus vecinos o algún transeúnte.

Intenta que ese espacio que dispongas para cortar el pelo de tu perro sea plano. Una mesa que soporte el peso de tu peludito sería lo ideal, aunque eso lo decidirás tú con base en lo que sea más cómodo para ti.

 

Por otra parte, si no planeas rasurarlo, puedes acicalarlo de otra forma y con ello mitigar el calor…

Y eso es con una buena cepillada. Si tu perro tiene el pelo corto, puedes usar un deslanador un par de veces a la semana para quitarle peso extra y ayudarlo a estar un poco más fresco.

El deslanador es muy similar a un cepillo pero está hecho específicamente para quitar el pelo muerto de los perros; su costo varía pero podrás encontrarlo en promedio en 150-200 pesos.

Si aún con todas estas consideraciones, quieres intentar convertirte en todo un estilista y hacerle a tu perro un corte nuevo… Hazlo con cuidado e intenta premiarlo cuando termines, así le darás un refuerzo positivo.

Escrito por
Leilani Díaz