¡Entérate! Bigote, barba, corbatas y joyería prohibidas para el regreso a oficinas

Loretta Chantiri
(Foto: Pixabay)

Muchos esperan con ansias la incorporación ciudadana a la “nueva normalidad” aunque siendo realistas, está muy lejos de ocurrir para muchas personas. Eso si, quienes poco a poco regresen a sus oficinas deberán seguir una cuantas reglas estipuladas para prevenir y evitar la propagación del virus en las áreas de trabajo.

A través de un documento llamado Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral compartido por parte del gobierno federal, se señaló la protección a los trabajadores más vulnerables como adultos mayores, mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas.

También, se advirtió a empresas quienes deberán implementar todos los protocolos señalados por la secretaría de salud y demás instituciones las cuales incluyen, el distanciamiento entre trabajadores y compañeros de área y control al ingresar a los edificios y establecimientos. Es más que obvio que la reglas de sanidad deben continuar al 100% porque no olvidemos que el virus no se acaba ni dejará de existir.

(Foto: Pixabay)

Entre otras reglas para promover la salud tenemos las siguientes:

  • Recordar lavarse las manos constantemente
  • Usar gel antibacterial
  • No escupir
  • No tocarse el rostro
  • Desinfectar superficies y equipos de cómputo
  • Mantener la sana distancia
  • Evitar a toda costa el uso de corbatas y joyería así como dejarse el bello facial en hombres como la barba y el bigote

Muchas personas se han preguntado la razón de esta última regla aunque siguiendo los raciocinios de la propagación del virus, es claro que el uso de joyería no es opción ya que, aunque nos lavemos las manos, el virus puede permanecer por mas tiempo en superficies metálicas o de otro tipo que se encuentren en nuestras manos, tal y como ocurre con el dinero.

Por otra parte, el uso de corbatas puede parecer irrelevante pero al ser un accesorio de tela que se encuentra cerca de la zona de la cara, principalmente la boca, es posible que pueda albergar con mayor facilidad al virus.

Finalmente, el uso de barba y bigote se debe suspender temporalmente ya que el bello facial, aunque a muchos hombres gusta, es un incubador de virus, bacterias y residuos que pueden resultar bastante infecciosos para quienes la utilizan y mucho más en estos tiempos.

Poco a poco iremos viendo como resulta todo este plan de la “nueva normalidad” pero de mi parte te recomiendo esperar en casa lo mas que se pueda y hasta donde tu trabajo te lo permita, de lo contrario podrías poner en riesgo tu salud y enfermarte de lo que tanto te has estado cuidando.

Lo mismo aplica para cualquier espació público, lo mejor será esperar regresar a la vida normal el mayor tiempo que nos sea posible, sería muy triste tener que volver a la cuarentena por las prisas de querer salir.