¿Ya para qué? Casarse después de tener hijos es la verdadera prueba de amor

Alejandra Chavarria

En el pasado, había situaciones que para las abuelas eran imperdonables; con el paso del tiempo las cosas han cambiado y las decisiones de las parejas se han modificado. ¿Un ejemplo? Se ha vuelto más común casarse después de tener hijos, y está bien.

Mucho de lo que se elige en la pareja se hacía con base en los ideales de una sociedad que le da prioridad a los dogmas o a los estereotipos, por ello, elegir el matrimonio posterior a tener hijos puede ser un acto de verdadero amor y valentía. 

Las tías, madres y abuelas que pertenecen a otra generación o que aún tienen arraigadas ciertas ideas suelen repetir las frases como “debes llegar pura al altar”, “no te puedes ir a vivir con tu pareja sin antes firmar un papel”, “tener hijos antes de casarte es pecado”, “lo mejor es casarse e irte a vivir con tu pareja, lo demás es puro compromiso”. Pero no tiene por qué ser de esa manera.

Elegir casarse con la pareja después de tener hijos dará valiosas lecciones | Fuente: @Pexels

Casarse después de tener hijos demuestra que la conexión es real, que la pareja no eligió este camino solo porque era un “compromiso” o por aparentar, se trata de una elección que les llevó tiempo a ambos de asumir que pueden mantenerse juntos sin la necesidad de firmar un papel.

Si bien muchos de los trámites o procesos religiosos que se deben efectuar en los hijos más pequeños, también es importante saber si el matrimonio es una opción que le hará bien al núcleo familiar, que el compromiso en real y que no se trata solo de guardar las apariencias por quedar bien con alguien más.

Los hijos que crecen dentro de una relación armoniosa serán más exitosos | Fuente: @Pexels

¿Por qué le hace bien a la familia el casarse después de la llegada de un hijo?

Es más importante para un hijo darse cuenta de que sus padres permanecen juntos contra la adversidad sin que de por medio exista un contrato legal o religioso que les ata; por el contrario, están unidos por ese ser que llegó a sus vidas de la mejor y más feliz manera.

Las formas de concebir un núcleo familiar se ha vuelto tan diverso que de acuerdo con diversos estudios, cada vez más parejas sólidas piensan que no hay gran diferencia entre vivir en pareja o llegar al matrimonio solo porque la sociedad lo marca así.

Cada vez más parejas eligen en qué momento optar por el matrimonio | Fuente: @Pexels

La libertad, el compromiso real, poder valorar si la relación es realmente sólida, son algunos de los hechos que ayudan a las parejas a guiar a los menores cuando no hay de por medio una firma de contrato nupcial. ¿Te atreves a intentar vivir de esta forma tu relación?

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas