¿Tu hijo de entre 1 y 3 años se despierta llorando y gritando? Esta es la razón

Alejandra Chavarria

Podrías llegar a pensar que si tu hijo se despierta llorando es parte de su ciclo de sueño; sin embargo, los pediatras aseguran que esto forma parte de las parasomnias -problemas al dormir- por lo que es imprescindible que ayudes a tu pequeño a evitar estas incómodas etapas que afectan su crecimiento.

Cuando tu hijo grita al despertar, puede ser un signo de que durante el sueño tuvo terrores nocturnos, los cuales son pesadillas que lo alteran y lo hacen sentir indefenso ya que experimenta escenas demasiado perturbadoras, las cuáles no sabe distinguir si son realidad o no.

Señales como que se despierta llorando, buscando a su mamá o papá, ofrece los brazos para ser protegido o incluso tiene problemas para respirar pueden ser síntoma de que durante el sueño previo tuvo una mala experiencia con respecto a sus sueños. No obstante, es posible ayudar a que tu hijo tenga una mejor calidad de sueño.

Los terrores nocturnos pueden afectar significativamente a tu pequeño | Fuente: @Pexels

Otros posibles síntomas son:

  • Al despertar no recordará que tuvo un mal sueño, simplemente se siente alterado
  • No es capaz de contestarte cuando le habla
  • Además de la respiración agitada, su ritmo cardiaco es inusualmente acelerado
  • Puedes percibir en sus llantos o gemidos que algo lo está asustando, pero no eres capaz de despertarlo
  • Durante el sueño se mueve involuntariamente de forma agresiva

Si tu hijo grita al despertar también es signo de que no logró descansar en el tiempo en el que estuvo dormido, así que esto afecta directamente a sus funciones cognitivas y a su desarrollo, por lo que los expertos dan algunas pistas de cómo ayudar a tu bebé si tiene entre 8 y 36 meses y padece de este trastorno común.

“Mi hijo grita y llora cuando despierta”, soluciones a este problema

El bebé se despierta llorando principalmente porque está atravesando por ciertos estímulos que pueden ir desde dolores en el cuerpo debido al crecimiento, exposición a demasiados estímulos antes de dormir (comida, televisión, videojuegos, etc), cansancio excesivo o cambios en su rutina que lo alteren.

Aunque los expertos también indican que puede ser que el problema sea hereditario o incluso de una condición relacionada con el REM en el sueño.

Ante la presencia de estos terrores nocturnos es muy importante que: acudas a tu bebé en cuanto lo necesite, háblale sobre las pesadillas, pídele que te exprese sus miedos, explícale que estarás ahí para apoyarlo y tranquilizarlo.

Apoya a tu bebé, hazle sentir seguro después de las pesadillas | Fuente: @Pexels

Cómo apoyar a tu bebé cuando experimenta terrores nocturnos

  1. Explícale que la cama solo es para dormir, no debe usarla para jugar o realizar cualquier otra actividad
  2. Establece una rutina fija al dormir y genera en él un hábito, no dejes que se duerma tan tarde
  3. Por su corta edad es mejor evitar situaciones de sobreestimulación antes de dormir
  4. Háblales de forma calmada, evita los gritos y prefiere una lámpara tenue para llevarlos a la cama
  5. Pueden dormir en tu cama tras una experiencia de pesadilla, pero es mejor que aprendan a permanecer en su espacio

***

Visita nuestras redes sociales, encuéntranos en Facebook y Youtube.

Escrito por
Alejandra Chavarria

Relacionadas